¿Cómo dar el paso de startup a empresa consolidada?

¿Cómo dar el paso de startup a empresa consolidada?

Si eres emprendedor y has creado tu propia empresa, sabrás que el camino al éxito no es del todo fácil. Sin embargo, ver que tu idea de negocio se ha hecho realidad y va tomando el rumbo que buscabas es un gran motivo de orgullo.

Imagina ahora que esa idea de negocio lleva un tiempo considerable en marcha y necesita expandirse y perseguir nuevos y ambiciosos objetivos, ¿cómo lo puedes conseguir? Ten siempre en cuenta que “una empresa emergente” debe tener como máxima prioridad trabajar en alcanzar la viabilidad de su modelo de negocio y haber desarrollado un completo y escalable Business Plan que le permita tener una guía estratégica muy bien definida.

Una startup es el entorno perfecto para aprender cómo funciona el mundo de los negocios y seguir avanzado en un modelo empresarial sólido y con capacidad de crecimiento

En Lexington te damos los siguientes consejos para que lo hagas realidad y que, como líder empresarial, persigas tus objetivos y que consigas dar el paso de startup a empresa consolidada:

1. No tengas miedo, externaliza

Si hasta ahora tú solo te bastabas y te sobrabas para llevar a cabo todas las tareas, consolidar tu startup llevará probablemente implícito la contratación de nuevo personal, así como también un aumento de las gestiones burocráticas. Para tener todo el papeleo al día, contrata expertos que te ayuden: una asesoría (fiscal y laboral) que haga todos los trámites pertinentes, una empresa de recursos humanos que realice los procesos de selección y, si tu presupuesto te lo permite, una agencia de marketing que optimice tus conversiones.

2. Obtén nuevas vías de financiación

Cuando los recursos propios y el capital semilla conseguido ya no son suficientes para llevar a cabo las inversiones necesarias, la apertura a nuevas vías de financiación se convierte en imprescindible. Contar con el empuje y la ayuda de inversores privados o venture capital puede darte el empujón que buscas, ya que las cifras que puedes obtener comienzan a ser significativamente más altas.

3. Mejora tu espacio de trabajo 

Una vez tienes todos estos aspectos controlados, es hora de elegir una oficina que se adapte a las necesidades y ritmos de tu empresa. En Lexington ofrecemos workspaces flexibles, con personalidad y ubicados en zonas premium e inspiradoras, donde reina  el diseño y las últimas tecnologías.

4. Actualiza tus conocimientos empresariales 

Si has creado una startup, seguro que habrás aprendido mucho sobre el mundo de los negocios, pero para estar al frente de una pyme debes ampliar y actualizar tus conocimientos empresariales a través de cursos online, conferencias, y sobre todo, a través de la experiencia de otros empresarios que ya han pasado por tus mismas circunstancias.

“Solo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos terminan consiguiendo grandes éxitos”.

Robert F. Kennedy

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Leave a reply