¿Cómo desconectar del trabajo en verano?

¿Cómo desconectar del trabajo en verano?

Tras un largo año de trabajo, llega el momento de desconectar y ya son muchos los que han hecho sus maletas para disfrutar de días tranquilos y relajantes, llenos de aventuras y anécdotas.  Pero, ¿sabemos desconectar  del trabajo completamente durante el verano?

Desconectar de la empresa durante un período de tiempo es fundamental para eliminar el estrés acumulado, volver con una perspectiva fresca, una mente abierta y energía suficiente para afrontar nuevos proyectos. Si por lo contrario no se consigue, puede aumentar la sensación de agobio, falta de motivación y frustración que, en consecuencia, terminará afectando a tu vida tanto profesional como personal.

Ser capaz de desconectar del trabajo en verano es fundamental para eliminar el estrés acumulado y volver con las pilas cargadas

En este sentido, según una encuesta realizada por el portal de empleo Randstad, un 85 % de los españoles es capaz de desconectar del trabajo durante las vacaciones de verano, sin embargo todavía queda un 15 % que no sabe cómo desconectar por completo y, en consecuencia, les cuesta más volver a su día a día.

Así que si eres de los que todavía no ha puesto el traje de baño en la maleta, sigue estas recomendaciones que desde Lexington te proponemos para que disfrutes de tus vacaciones y olvides el estrés durante unos días:

1. Informa de tu ausencia a todos

Tanto las personas con las que trabajas a diario como los clientes con los que tienes contacto habitual, deben estar informados de tu ausencia, ya que en caso de que no lo sepan pueden intentar localizarte por algún imprevisto que haya surgido y romper así con tus días relajantes y libres de estrés. ¿Cómo hacerlo? Simplemente deja programada una respuesta automática para los correos electrónicos que recibas y envía unos días antes de tu ausencia, un email conjunto a todos ellos notificando cuáles vas a estar fuera de la oficina.

2. Deja las tareas hechas y planificadas

Antes de dejar de utilizar el despertador, el coche para ir a la oficina y seguir con la rutina, ten en cuenta que una planificación es clave para irte tranquilo y disfrutar por completo de las vacaciones. Así que, intenta gestionar tu empresa antes de marcharte, sé eficiente y deja todo encaminado para tu ausencia.

3. Cambia el ordenador por un libro

Dales a tu tablet, ordenador y móvil un respiro, ellos también merecen unas vacaciones, ¿no crees? Sustitúyelos por un buen libro que consiga meterte en la trama y no pensar en nada más que en el propio libro.

4. Disfruta del momento

Dormir sin tener una hora para despertarse, un desayuno que dure más de siete minutos, comer con plato y no con tupper, no coger el coche y simplemente…pasear. Aprovecha cada uno de estos momentos y conseguirás desconectar del trabajo y no preocuparte por nada más que disfrutar.

“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar”.

John Steinbeck

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Leave a reply