Entrena tu cerebro: 6 ejercicios para agilizar la memoria

Entrena tu cerebro: 6 ejercicios para agilizar la memoria

¿Tu velocidad y agudeza mental no están a la altura de tus expectativas? Entonces te recomendamos que sigas estos ejercicios para agilizar la memoria, que además mejorarán tu rendimiento y concentración en el trabajo.

Si crees que tu agilidad mental no es lo suficientemente rápida, debes empezar a adoptar una serie de ejercicios y hábitos que te ayudarán al mismo tiempo a mejorar tu rendimiento y concentración en el trabajo

3, 2, 1… toma nota y… ¡entrena tu cerebro!

1. Juegos mentales

Jugar al ajedrez, sudoku o hacer crucigramas puede resultar muy beneficioso para agilizar tu memoria, ya que este tipo de juegos estratégicos permiten desarrollar la capacidad de cálculo y memorización, así como ayudarte a prevenir el deterioro mental.

2. Rompe con la rutina:

Probar con rutas diferentes para llegar al trabajo mantendrá tu cerebro en buena forma y le pondrá a prueba. Así que, el próximo día, elige un camino diferente para conocer nuevos escenarios y entrenar tu cerebro.

3. Dale más protagonismo a tu otra mano

Así es, si eres diestro empieza a utilizar la izquierda para lavarte los dientes, peinarte, utilizar el móvil o incluso el ratón del ordenador. Estos pequeños cambios obligan a las células del cerebro a adaptarse y comunicarse entre sí, dándoles un buen entrenamiento que evite que mueran prematuramente.

4. Mens sana in corpore sano

La alimentación no sólo es fundamental para mantener saludable nuestro cuerpo, sino también para conseguir una memoria sana. Para ello, es recomendable apostar por alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 como el salmón, el aceite de oliva, las espinacas o los frutos secos, entre otros.

5. Pequeñas siestas

¿Sabías que los trastornos del sueño pueden interrumpir los procesos que activan la memoria y alterar la toma de decisiones? Según neurocientíficos de la Universidad de Nueva York, con 20 minutos de siesta puedes relajar tu mente y mejorar la retención de recuerdos.

6. Si no te acuerdas… ¡cierras los ojos!

Si hay algo de lo que no te acuerdas con exactitud, cierra los ojos durante unos segundos. De esta manera, se detiene toda la distracción visual y se libera el poder del cerebro. Este ejercicio te ayudará a visualizar los detalles de lo que estás tratando de recordar.

 “Donde se pierde el interés, también se pierde la memoria”

Johann Wolfgang von Goethe

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Leave a reply