El estrés y sus consecuencias en el trabajo

El estrés y sus consecuencias en el trabajo

¿Sabías que el estrés es el segundo problema de salud relacionado con el trabajo más frecuentemente denunciado en Europa?

Los ritmos de trabajo acelerados, las exigencias excesivas, las fechas de entrega, la inseguridad laboral, las largas jornadas de trabajo junto a cambios en el modo y las formas de trabajar como el “teletrabajo” son generadores de este trastorno físico-psicológico que afecta cada vez más a nuestra sociedad y que repercute disminuyendo la productividad laboral. Además, el estrés prolongado afecta al bienestar físico y psicológico del trabajador y puede deteriorar el clima organizacional. Pérdida de energía, cansancio o dolor de cabeza son síntomas inequívocos de que sufrimos de estrés.

En los centros de negocios Lexington compartimos la idea de que para reducir el estrés laboral resulta de vital importancia encontrar un lugar de trabajo que permita el desempeño de la actividad profesional de manera ordenada, cómoda, distendida y adaptada. Para ello, contamos con servicios de alquiler flexible de modernas oficinas y salas de reuniones con total disponibilidad y equipadas con las últimas tecnologías que satisfacen las aspiraciones de cualquier autónomo o empresario, así como de sus empleados y trabajadores.  Lugares únicos y acogedores con entrada de luz natural que reducen el agotamiento laboral.

Además, ayudamos a reducir las preocupaciones diarias y el estrés de nuestros clientes al asumir las tareas administrativas, lo cuál les permitirá gestionar el tiempo para aprovechar mejor su jornada laboral, centrándose únicamente en el grueso de su actividad. Desde Lexington gestionamos los servicios de atención al cliente como llamadas, recepción y asistencia durante las visitas en todos nuestros centros de negocios.

Asimismo, disponemos de áreas de descanso con cafetería y Fun Room, con futbolín, PlayStation, dardos, sofás, para que la productividad y el trabajo en equipo se fomenten en los momentos de esparcimiento. Así somos, tan flexibles como nuestros clientes necesiten, y con la inmediatez que requieran. Todo, para que el trabajador reduzca el estrés y aumente su productividad laboral durante su jornada laboral.

Por último, debes saber que la gestión del estrés no es sólo una obligación moral y una buena inversión para los empresarios, sino que además, está regulada por la ley.

“No intentes ser un ser humano de éxito. Intenta ser una persona de valor”

(Albert Einstein)

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Leave a reply