El Impuesto de Sociedades queda en el 28%, el IRPF en el 19% y se implanta la exit tax. Descubre las novedades fiscales de este 2015 para los emprendedores

El Impuesto de Sociedades queda en el 28%, el IRPF en el 19% y se implanta la exit tax. Descubre las novedades fiscales de este 2015 para los emprendedores

En 2015 se reduce la carga fiscal a las pymes, para mejorar los datos del INE que dicen que el 80% de las empresas desaparece antes de alcanzar el año de vida, según el INE. Y del 20% que lo consigue, la mitad no llega a celebrar su quinto aniversario.

Una de las medidas más aplaudidas, entre las más aplaudidas, es la bajada del Impuesto de Sociedades del 30% al 28%. Y en 2016 descenderá al 25%. Además, las entidades de nueva creación tributarán, en el primer periodo impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente, a un tipo del 15%. También se creará una tasa de nivelación para compensar las pérdidas de las pymes en un plazo de cinco años y una reserva de capitalización del 10% del beneficio (se establece un límite máximo de un millón de euros).

Alivio para autónomos, cuyo IRPF pasa del 21% al 19% (en 2016 será el 18%). Por el contrario, desaparece la reducción del rendimiento neto en el IRPF y el Impuesto sobre Sociedades para empresas con ingresos inferiores a cinco millones de euros y menos de 25 trabajadores. Y quienes tengan rentas inferiores a 15.000 euros tienen desde el pasado julio una retención del 15% (antes era del 21%).

Desaparecen, no obstante, deducciones como la de la contratación de trabajadores indefinidos. En cuanto al IVA de los productos digitales, a partir de ahora deberá aplicárseles el del país del comprador. Es decir, si un portal español de ecommerce vende un producto es una ciudad inglesa, deberá aplicar el IVA de allí. Para evitar que esto se convierta en un gran engorro excesivo se ha puesto en marcha la Mini Ventanilla Única.

Pero aparece un nuevo impuesto con polémica, ya que obliga a pasar por la Agencia Tributaria las ganancias patrimoniales de empresas que se trasladen fuera de España, léase especialmente startups. Esta tasa, más conocida como exit tax, está incluida dentro de la reforma fiscal que entró en vigor el 1 de enero y que incluye otras novedades –mejor acogidas entre los emprendedores– como la reducción del Impuesto de Sociedades y de las cotizaciones a la Seguridad Social.

El exit tax, recogido en el Artículo 95 Bis de la Ley del IRPF, es para los emprendedores con vocación internacional el punto más criticado de esta reforma, pues lo que busca es gravar a los grandes patrimonios pero que podría afectar a la internacionalización de ‘start up’. Se trata de una tasa existente (con ligeras diferencias) en otros países (como EEUU, Francia y Alemania), por la que el socio propietario de un 25% de una firma valorada en más de un millón de euros deberá tributar por el valor teórico de esa participación.

Se pretende con todas estas medidas mejorar el entorno fiscal tanto para emprendedores y autónomos de España, y que conviertan sus empresas en competencia cada vez más global.

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

1 Comment

  1. El valor de una buena asesoría fiscal que respalde tu negocio | Lexington julio 16, 2015

    […] algunas leyes por parte de Hacienda y tribunales a causa de su ambigüedad, además de las reformas fiscales, que se suceden con cada proceso electoral y cambio de gobierno. Una correcta gestión de tus […]

Leave a reply