La importancia de la formación en las empresas emergentes

La importancia de la formación en las empresas emergentes

La apariencia desaliñada de los creadores de las principales empresas y startups mejor valoradas del momento puede hacernos pensar que no es necesario cursar unos estudios superiores para tener éxito en los negocios.

Esta creencia se ha consolidado a partir de la imagen de emprendedores jóvenes con formación técnica, ataviados con chándal, vaqueros o chanclas, cuya empresa, montada en un garaje, se ha convertido en una enorme compañía que opera a nivel internacional. Este es el caso de Marc Zuckerberg con Facebook, Drew Houston con Dropbox o David Karp con Tumblr.

Sin embargo, lo que no se suele tener tan presente es el hecho de que todas estas empresas cuentan entre sus fundadores y ejecutivos con perfiles de treintañeros con una formación empresarial avanzada desde sus comienzos, que ha hecho posible el vertiginoso crecimiento de este tipo de empresas. Y es que resulta imposible que un emprendedor controle todas las áreas para llevar adelante un negocio si no tiene detrás una formación de base que le ayude a entender el mundo en el que va a meterse con intenciones de triunfar.

Pese a las notables diferencias entre sus perfiles, lo que sí que tienen en común todos estos jóvenes empresarios es su rápida capacidad de adaptación ante un entorno tan cambiante. Y ello es, en gran parte, gracias a la formación.  Ante la dificultad para compaginar la gestión de un negocio, independientemente de sus dimensiones, con la actualización y reciclaje de conocimientos, la formación online surge como una de las alternativas más beneficiosas para los emprendedores y sus trabajadores.

La extensa variedad de propuestas formativas engloba desde webinars gratuitos sobre cuestiones más generales, a otras modalidades de formación más específicas como masters de prestigio internacional o interesantes cursos especializados organizados por universidades, institutos y entidades educativas de gran reconocimiento. Un sinfín de propuestas que ponen tu alcance y el de cualquiera la posibilidad de seguir formándote a lo largo de toda tu carrera para seguir desarrollándote como profesional y como persona a la vez que lo hace tu empresa.

Aprender es como remar contra corriente: en cuanto se deja, se retrocede

Proverbio chino

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

1 Comment

  1. Cómo utilizar el análisis DAFO para mejorar los resultados de tu empresa | Lexington octubre 1, 2015

    […] ver con el negocio, desde la organización, su cultura corporativa y su estructura; la selección, formación, motivación o la remuneración del personal; incluso los costes que el negocio está teniendo, […]

Leave a reply