¿Negocios en China? Cuidado con lo que dices y con lo que haces…

¿Negocios en China? Cuidado con lo que dices y con lo que haces…

Los mercados internacionales han logrado eliminar ciertas barreras a la hora de comercializar productos y servicios a nivel mundial, sin embargo, hay aspectos culturales que la globalización no ha conseguido diluir. Es por ello que las grandes multinacionales cuentan con ejecutivos especializados en negocios interculturales como figuras clave a la hora de establecer relaciones económicas con países en los que cuentan con tradiciones muy arraigadas.

Este es el caso de China, una gran potencia en plena efervescencia cuyo potencial lo ha convertido en uno de los mercados más cotizados de los últimos tiempos para empresas y multinacionales de todo el mundo. Un rasgo que ejemplifica el gran valor que se da al equilibrio en la filosofía china aplicada a los negocios es la consideración de tabú a mostrar desacuerdo de forma directa, de ahí que lo expresen con la fórmula “Estamos de acuerdo y en desacuerdo al mismo tiempo”.

Si nos fijamos en cuestiones más concretas, como la comunicación no verbal, también encontramos diferencias significativas. Si estás pensando en expandir tu negocio al mercado chino, te aconsejamos que tengas en cuenta las siguientes particularidades:

  1. Evita el contacto directo, sobre todo los besos y abrazos, reservados sólo para amigos y familiares. En caso de ser inevitable, el contacto ha de ser muy breve. En lugar del apretón de manos, aunque éste ya se ha popularizado bastante, lo más adecuado es una ligera inclinación de la cabeza y los hombros.
  2. Durante una visita, se requiere ser muy puntual y comedido al hablar y gesticular. La cultura china muestra un gran aprecio por el silencio, por tanto, escuchar a alguien atentamente y sin interrumpirlo es de buena educación. Cuando intercambies tarjetas debes darlas con ambas manos y no olvides incluir una parte en chino.
  3. Trata de mantener siempre una postura erguida, evitando apoyarte en respaldos, mesas, estanterías. Pero ten cuidado al moverte, pues dar la espalda a alguien es una de las peores faltas de cortesía.
  4. Como hemos comentado, los chinos evitan a toda costa decir “no”. En su lugar, realizan un gesto que consiste en echar la cabeza hacia atrás aspirando aire entre dientes.
  5. Ante una invitación, hay que rechazarla en un primer momento para aceptarla finalmente. Ya en el evento, nadie debe beber hasta que el anfitrión haya levantado su copa. Para disfrutar de tu bebida durante una comida, debes servir primero a otro comensal, que te devolverá la gentileza llenando tu vaso.
  6. Ante los mayores hay que mostrar siempre una actitud respetuosa, evitando gestos de intimidación o actitudes dominantes. Y es de mala educación mirar fijamente u observar a alguien.

Éstas son sólo algunas de las diferencias culturales más destacables para establecer relaciones comerciales en China, aunque hay muchas más. Y no sólo la cultura china tiene sus peculiaridades, cada una de las culturas que nos rodea tiene una serie de aspectos fundamentales que deberíamos conocer antes de empezar ningún tipo de negocio, para garantizar el buen funcionamiento de los mismos.

Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas

John F. Kennedy

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Leave a reply