[Lenguaje corporal y negocios] La comunicación no verbal en el proceso de venta

[Lenguaje corporal y negocios] La comunicación no verbal en el proceso de venta

La comunicación no verbal no se escucha, se percibe y ayuda a las ventas. Sí, así es y en este post vamos a explicar qué es y por qué es tan importante en los procesos de venta en las empresas, ¡comenzamos!

La comunicación no verbal no se escucha, pero sí se percibe y ayuda a los procesos de ventas en una empresa

¿Qué es la comunicación no verbal?

Como decimos, la comunicación no verbal no es un lenguaje que se escuche, sino que es corporal y en él entran en juego, por tanto, diferentes actitudes, gestos, reacciones… que pueden ser ocasionalmente decisivos en una elección relevante para una empresa.

⇢ La importancia de la comunicación no verbal en ventas

El lenguaje corporal en el proceso de ventas en una empresa es clave, pues incide directamente en él y ayuda por lo general a la toma de decisiones. Por tanto, es importante que sepamos qué mensaje es el que queremos transmitir al cliente y cómo lo vamos a transmitir, y es que en una comunicación bidireccional no solo las palabras importan, sino también el contacto visual y la forma de actuar.

Elementos de la comunicación no verbal en las ventas

Para dominar las ventas sin palabras, atent@ a estos elementos de la comunicación no verbal que deberías adoptar para que sigan dando sus frutos.

Más contacto visual

Comodidad, tranquilidad y seguridad. Esto es lo que el receptor de tu mensaje visual recibirá, así que en las reuniones con tus clientes mantén siempre el contacto visual con ellos para hacerles sentir más cómodos y, sobre todo, transmitirles la confianza necesaria para que su decisión de comprar los productos o servicios de tu empresa esté más cerca que nunca.

Cuidado con la postura

La postura que adoptes se puede interpretar de varias maneras, así que intenta estar relajado, tranquilo y sé sobre todo sincero con tus clientes: ni la fuerces porque parecerá que no actúas de forma natural, ni cruces las piernas ni los brazos porque parecerá que estás a la defensiva. Tampoco adoptes una postura pasiva, ya que parecerá que no muestras todo el interés que deberías.

La expresión, ¡importa!

Dicen que la cara es el reflejo del alma… así que muestra la mejor versión de ti mismo: mantén el contacto visual con los clientes que intervengan en la reunión (como decimos en el primer punto), muestra interés y escucha con detenimiento los discursos que se exponen. Sonríe en los momentos pertinentes y, como mínimo, comienza y termina la visita con una gran sonrisa.

El contacto… en su justa medida

Cuando recibas al cliente, ten en cuenta que el apretón de manos debe ser firme pero no agresivo para no transmitir intención de dominio.

Durante la reunión o visita, puedes utilizar el contacto físico para llamar la atención. Por ejemplo, poner la mano sobre el antebrazo de la otra persona hará que consigas cierta complicidad o confianza.

Controla los gestos

Cuando hablamos en público, en ocasiones, abusamos de la gesticulación. Aspecto que debemos tener en cuenta, ya que se nos puede volver en nuestra contra y desviar así la atención del receptor.

Cada gesto tiene una interpretación diferente y a continuación especificamos la de algunos de ellos:

  • Dedos en la boca: se puede interpretar como que el sujeto se siente presionado.
  • Tapar la boca con la mano o algunos dedos: denota que se está meditando o pensando detenidamente en lo que se acaba de exponer.
  • Bostezar, mirada distraída o morderse las uñas: son claros gestos que demuestran que el sujeto está aburrido.
  • Mano en la barbilla: significa que la persona está evaluando y buscando una respuesta o decisión.
  • Manejar del bolígrafo o dar un golpe en la mesa: estos gestos buscan captar la atención y despertar el interés del receptor.

En definitiva, la receta perfecta para cerrar de forma exitosa una venta es desarrollar tus habilidades comunicativas para convertirte en un experto y aprender a usar a tu favor el lenguaje no verbal. Por supuesto, que esto lo debes complementar a su vez con un modelo de ventas efectivo y unas aptitudes laborables arrolladoras.

“Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice.”

Peter Drucker.

 

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Acepto la Política de privacidad

Leave a reply