Qué es el neuromarketing y sus técnicas para vender más

Qué es el neuromarketing y sus técnicas para vender más

El neuromarketing nace de la mezcla de la neurociencia (ciencia que estudia el sistema nervioso) y el marketing (práctica que busca el aumento de la visibilidad de una empresa y sus oportunidades comerciales). Pero,  ¿sabes realmente qué es el neuromarketing y que pretende conseguir? Este concepto novedoso busca conocer cómo se comporta el cerebro humano ante un proceso de compra, cómo reacciona ante una campaña publicitaria y cómo decide finalmente comprar un producto frente a toda la oferta disponible.

“Los consumidores toman sus decisiones basándose en factores emocionales subconscientes más que en razonamientos lógicos”

Cada vez son más las empresas que apuestan por aplicar estas técnicas de venta con el fin de intentar descifrar las conductas de los posibles consumidores y vender más.

 

Basándose, como decíamos, en los estímulos que mueven el cerebro humano, el neuromarketing enfoca su estudio sobre tres aspectos claves para el ser humano: la atención, la emoción y la memoria.

  • Atención

El neuromarketing explica por qué la marca debe ser capaz de generar un estímulo que capte el interés del público. Y es que, aunque es una tarea complicada, es imprescindible llamar la atención para que el consumidor pueda considerar, en pasos avanzados, la compra. Si tenemos un producto excelente, pero no logramos captar la atención de nuestro público objetivo, estamos destinados al fracaso comercial.

  • Emoción

Tras el toque de atención, conseguir emocionar al consumidor es el siguiente paso a seguir para lograr una campaña publicitaria exitosa. El neuromarketing concluye que un consumidor atento y emocionado en su justa medida, tendrá mayor predisposición a comprar el producto ofertado.

  • Memoria

Si se ha prestado la suficiente atención y la emoción ha sido efectiva, el posible comprador recordará el producto y considerará firmemente su compra en el presente o en el futuro.

Técnicas de neuromarketing:

La experiencia del usuario es, hoy en día, tan importante o más que el producto final que la empresa comercializa. Los publicitarios están apoyándose mucho en las técnicas que promueve el neuromarketing para enfocar sus estrategias comerciales.

Ahora que ya sabes qué es el neuromarketing, ¿quieres aprender cómo vender más aplicando sus técnicas? Fíjate en estas 3 tipologías:

VISUAL

Todo lo que nos llega a través de los ojos influye en nuestras decisiones. El neuromarketing explica cómo los colores, las palabras o la situación de los productos en los supermercados influyen claramente en la decisión final del consumidor. Así, un producto ofertado a 19,99€ tendrá más ventas que uno que cuesta 20€ y claramente el céntimo de diferencia no es el que hace que el consumidor se decante por el primero producto, sino la asociación que hace el cerebro de estar comprado algo más barato cuando el precio acaba en 9.

AUDITIVO

A través del oído y de todo lo que escuchamos, el neuromarketing explica cómo un consumidor es capaz de generar una emoción concreta: alegría, relajación, estrés, romanticismo… y cómo esta emoción va a influir en nuestro comportamiento. Y es que la música tiene un gran poder en la estimulación del cerebro y este poder hace que nuestro comportamiento y decisión se vean ampliamente modificados.

En este aspecto es tan importante lo que escuchamos como lo que no. El neuromarketing explica el gran efecto que causa en la atención de las personas la ausencia de sonido, el silencio. Es por eso que este recurso se ha convertido también en elemento importante en las campañas publicitarias para captar la atención eficazmente.

KINESTÉSICO

No solo los ojos y los oídos captan mensajes. A través del olfato, el gusto y el tacto también recibimos continuamente información útil que nuestro cerebro examina y descifra. Esta información es incluso más eficaz que la que proviene del sentido de la vista y del oído porque, según explican los estudios del neuromarketing, es una información mucho más emocional y personal y, por tanto, pensamos más difícil de influenciar.

Es complicado, por ejemplo, conseguir una fragancia para una tienda de ropa que guste a todo el mundo pero, los consumidores que logren emocionarse ante ese olor, recordarán la tienda y tenderán a comprar más en ella a largo plazo.

 

Y ahora que ya sabes qué es el neuromarketing, seguro que eres capaz de descifrar alguna de las técnicas más usadas que se utilizan basándose en sus estudios. ¿Entiendes ahora por qué el cine huele siempre a palomitas o por qué la panadería del supermercado siempre huele a pan recién horneado?

 

“Soy un cerebro, Watson. El resto de mí es solo un apéndice.”

Arthur Conan Doyle

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Acepto la Política de privacidad

Leave a reply