TOP 6 técnicas de creatividad para generar ideas en tu empresa

TOP 6 técnicas de creatividad para generar ideas en tu empresa

Tener una idea brillante y saber materializarla es la clave para triunfar en los negocios. Hay personas que dejan volar su imaginación y de ella surgen pensamientos que acaban dando lugar a un producto o servicio de éxito. Y es que potenciar la creatividad es esencial para conseguir ideas empresariales sorprendentes, con las que despertar el interés de la sociedad. El hándicap es que la imaginación no siempre está cuando se la necesita. Es más, hay estudios que demuestran que la creatividad se despierta por la noche. Por ello, para que puedas estimular la mente de tu equipo durante la jornada laboral, te ofrecemos estas 6 técnicas de creatividad para generar ideas en tu empresa.

1 > BRAINSTORMING O LLUVIA DE IDEAS:

Esta técnica es muy sencilla de llevar a cabo para impulsar la creatividad en tu negocio. La puedes emplear tú solo o reunirte con tu equipo. Consiste en anotar en un papel todas las palabras que se os ocurran y que estén relacionadas con el tema a desarrollar. No importa si los términos que te vienen a la mente tienen relación directa o indirecta, ya que una vez terminada la lluvia de ideas, lo importante reside en saber conectar esos términos.

Durante el brainstorming, no debes juzgar las ideas del equipo (por absurdas que parezcan) y es interesante ir más allá y profundizar en aspectos relacionados con el tema.

Una vez des por finalizada la lluvia de ideas, cierra el paraguas con todas las palabras y frases que hayan saltado a la palestra. Llega el momento de agrupar los conceptos, analizarlos y escoger los que te llevarán por la senda del triunfo.

2 > EL MÉTODO WALT DISNEY:

Que todo lo relacionado con Walt Disney es un éxito está claro. Por ello, este método, impulsado por el experto en Programación Neurolingüística, Robert Dilts, es una buena opción para despertar la creatividad en tu empresa. Esta metodología consta de tres pensamientos para el desarrollo: el soñador, el realista y el crítico. De este modo, la idea inicial se analiza por separado en cada una de las fases y la que pasa por los tres filtros es la que sentará las bases del nuevo producto o servicio.

Lo que la técnica de Walt Disney impulsa, al trabajar un concepto en tres enfoques de forma independiente, es que la realidad y la crítica no interrumpan los sueños.

3 > 6 SOMBREROS PARA PENSAR:

Esta técnica del psicólogo Edward de Bono pone en escena el funcionamiento de la mente humana, creando una metáfora con 6 sombreros que sirven para observar la realidad desde un prisma diferente. Así pues, a cada tipo de visión se le aplica un color distinto y las ideas se valoran desde todas las perspectivas.

Edward de Bono pone en escena el funcionamiento de la mente humana, creando una metáfora con 6 sombreros

En el mundo empresarial, está técnica se pone en práctica para generar ideas creativas. La técnica consiste en que un concepto pasa por el filtro del sombrero blanco, donde debes plantearte el punto de partida. Seguidamente, en el sombrero amarillo, hay que analizar los beneficios que tiene. Justo en el lado opuesto está el sombrero negro, punto en el que se detectan las desventajas de la idea inicial con el fin de mejorarlas. Para ello, hay que hacer una parada en el sombrero verde, que servirá para plantear alternativas al concepto que estás desarrollando.

No obstante, no hay que olvidarse de la parte emocional de un negocio y por eso existe el sombrero rojo, pensado para determinar los sentimientos que produce la idea que quieres convertir en negocio. Finalmente, y para poner orden, entra en juego el sombrero azul, que significa control y con el que quedarán determinados los pasos que hay que dar para lograr el éxito empresarial.

4 > LA ESCRITURA MENTAL:

Esta metodología, acuñada por Bernd Rohrbach, es una de las más útiles para conseguir un gran número de ideas en poco tiempo. Por tanto, si necesitas que tu equipo realice un trabajo eficiente e invierta el mínimo tiempo en obtener ideas exitosas, esta es tu metodología. El único inconveniente que puedes encontrar es que está pensado para 6 personas, las cuales deben proponer tres ideas distintas cada 5 minutos. El proceso se repite durante un tiempo máximo de media hora y la máxima es no dejar de escribir pensamientos, indistintamente de la calidad de éstos.

Con esta técnica se consigue potenciar el trabajo en equipo, al tiempo que se aprende a desarrollar ideas a partir de los pretextos que expongan los compañeros. La clave está en que todo el mundo trabaja a la vez y bajo la presión de cumplir con el tiempo establecido. Todo el equipo rema en la misma dirección y tiene como objetivo común dar en el clavo con la mejor idea.

5 > LA TÉCNICA DE DA VINCI:

Uno de los genios que ha dado la historia de la humanidad, Leonardo Da Vinci, también dejó un legado aplicable para lograr buenas ideas empresariales. Da Vinci abogaba por utilizar la concentración para evadirte y abstraerte del trabajo durante 10 minutos. A partir de ese momento, la clave está en dibujar todo lo que te venga a la mente mientras estás pensando en tu empresa, proyecto o sector de trabajo.

Una vez hayas acabado de plasmar en papel todo lo que se te ocurra, debes tomarte tu tiempo y analizar el porqué de cada garabato. Intentar encontrar nexos de unión entre los dibujos es interesante para poder expresar aquello que con palabras no has encontrado la forma de hacerlo. Esta metodología es muy recomendable para aquellos que les resulta complicado transmitir una idea. Así que, si eres un empresario parco en palabras, esta metodología te será útil para desarrollar tu futuro lanzamiento al mercado.

6 > LA TÉCNICA DE MOLIÈRE:

Por último, aunque no por ello menos útil, si quieres encontrar una idea de éxito empresarial, puedes utilizar la metodología del poeta y dramaturgo francés Jean-Baptiste Poquelin, más conocido como Molière. Esta técnica, también bautizada como el método de los ojos limpios, consiste en invitar a una persona o personas ajenas al proyecto para que ofrezcan su propia visión y aporten matices nuevos. De este modo, se consigue un enfoque fresco, ya que la opinión externa no está sesgada por los antecedentes.

De este modo, ya tienes a tu alcance 6 metodologías para obtener ideas empresariales brillantes. Utilízalas y exprime tu creatividad y la de todo tu equipo para lograr grandes resultados. Asimismo, recuerda que el espacio en el que se llevan a cabo estas dinámicas es esencial. Por ello, en Lexington ponemos a tu disposición espacios en nuestros centros de negocios que facilitan la creatividad de tu equipo.

“La creatividad es simplemente conectar cosas”.

Steve Jobs

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Acepto la Política de privacidad

Leave a reply