Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.





¿Buscas financiación para poner en marcha tu proyecto pero no sabes cómo hacerlo?  Este es uno de los temas empresariales que mayor preocupación suscita entre aquellos emprendedores que necesitan una inversión inicial para lanzar su idea de negocio, y es que encontrar financiación no es una tarea sencilla.

No saber ni cómo ni dónde buscar financiación es la principal preocupación de los emprendedores que quieren lanzar su proyecto

Muchos de ellos empiezan su búsqueda acudiendo a entidades bancarias, ¿pero qué sucede si no cumplimos con sus requisitos? En este caso, debes saber que existen diferentes tipos de financiación alternativa y que, generalmente, representan una opción muy valorable. Te presentamos los siguientes:

  • Crowdfunding:

Cuando no puedes conseguir financiación para tu negocio por los canales convencionales, el Crowdfunding es una de las mejores alternativas, ya que se basa en la aportación de pequeñas cantidades a cambio de ciertas recompensas originales y que tienen que ver con el proyecto. Es decir, es una microfinanciación colectiva a través de la Red.

  • Equity Crowdfunding:

Esta opción se apoya en el Crowdfunding, la diferencia radica en la contraprestación, ya que permite a distintas personas invertir en empresas a cambio de un beneficio económico (retorno a través de rentas, acciones o participaciones de la empresa).

  • Crowdlending

Es un tipo de financiación parecido al que realizan los bancos, con la diferencia de que en este caso es una persona particular o una empresa quien presta el dinero, con las condiciones establecidas entre las partes interesadas. Cabe destacar que, el Crowdlending ha generado durante los últimos años en España más de 100 millones de euros, posicionándose en el sexto país a nivel europeo en términos de volumen.

Asimismo, antes elegir qué tipo de financiación quieres para tu empresa o startup, debes tener en cuenta los siguientes consejos para no cometer ningún error, ¡apunta!:

1. Estar seguro de tu proyecto

Antes de presentar tu proyecto a los inversores, debes estar completamente seguro de que puede funcionar. Porque si tú no crees en tu proyecto, ¿quién lo va a hacer?

2. Debes disponer de un buen plan de negocio

Define cuánto dinero va a necesitar tu empresa, ya que un inversor quiere principalmente ver balances y documentos que acrediten cómo vas a generar la suficiente rentabilidad y escalabilidad.

3. Ser optimista, pero también realista

Adopta una actitud previsora y prudente a nivel financiero y, lo más importante, conoce bien el mercado en el que tu empresa va a introducirse para que tu producto o servicio se adapte a sus necesidades y se diferencie de la competencia.

4. Asesórate por un profesional

Si es necesario, contrata los servicios de un consultor financiero para que te ayude a determinar qué tipo de crédito necesita tu empresa.

 “Si no te gusta tomar riesgos, debes salir corriendo del negocio”.

 Ray Kroc

3Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos creadores de espacios de trabajo alejados de lo convencional. Centros de negocios estimulantes y flexibles para compañías que buscan impulsar el talento de sus equipos.

Compártelo

Utilizamos cookies | Más info
Preferencias de las cookies