Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
16/04/2020

El COVID-19 va a cambiar definitivamente muchos de nuestros hábitos, tanto en la forma de vivir como en la forma de trabajar: muchos reticentes a las compras online empiezan ahora a ver todo su potencial; otros que no creían en el teletrabajo han cambiado su opinión radicalmente; y otros, la mayoría, han aprendido la importancia de los planes de contingencia para estar preparados ante cualquier problema.

Con el paso del tiempo y la irrupción de las nuevas tecnologías en el mundo laboral, el concepto de oficina tradicional ha ido experimentando cambios constantes hasta evolucionar en lo que hoy conocemos como espacios de trabajo flexibles. Este tipo de oficinas cuentan cada vez con un mayor número de adeptos. Su dinamismo y flexibilidad permiten un ahorro de costes y son capaces de satisfacer las demandas actuales de mercado a todos los niveles. Ahora, más que nunca, debido a la crisis provocada por el coronavirus, este modelo de negocio de espacios flexibles podría convertirse en un gran aliado, ofreciendo soluciones para todo tipo de empresas.

Quizás te interese

Oficina virtual

Potencia la imagen de tu empresa con una dirección de negocios en Lexington. Pero no una cualquiera, una que ubica tu oficina y te da...

Desde Lexington, queremos aportaros nuestra visión sobre las fortalezas de los espacios flexibles frente a esta crisis. Los puntos fuertes para afrontar las demandas de las compañías ante la situación que estamos viviendo.

Espacios de trabajo flexibles: una solución de presente y de futuro

Condiciones flexibles, comunidad y servicios para planes de contingencia a disposición de empresas y profesionales que requieren apoyo y herramientas para continuar con el desarrollo de sus actividades económicas. Todo ello adquiere una especial relevancia durante esta crisis provocada por el COVID-19 y pueden ser la clave tanto para las necesidades presentes como futuras:

Oficinas temporales, planes de contigencia y división de equipos

El modelo de oficinas flex está permitiendo atender los planes de contingencia que actualmente las empresas necesitan poner en marcha, ya sea a través de la contratación de oficinas temporales por semanas o meses o el alquiler de despachos para disponer de espacios diferenciados donde dividir a sus equipos de trabajo. Contando también, en muchos casos, con la ventaja de poder realizar las reubicaciones en diferentes localizaciones.

Condiciones flexibles y retención del talento

Las compañías serán capaces de encontrar en el sector de espacios flexibles fórmulas que se adapten en rapidez, ahorro y flexibilidad a su nueva situación. Las empresas seguirán buscando el crecimiento, pero minimizando el riesgo; seguiran apostando por los entornos laborales más inspiradores para sus equipos, pero alejándosen de largas contrataciones y considerando de manera prioritaria aquellas soluciones que les permitan medir el impacto tanto a largo como a corto plazo.

Teletrabajo vs productividad

El teletrabajo con mucha probabilidad crecerá y se convertirá en una fórmula testada a gran escala, pero esta metodología sigue tendiendo determinados inconvenientes que tienen que ver con cierta reducción de la productividad en algunas circunstancias. Por este motivo, y aunque se ofrezca continuar teletrabajando o aumentar las horas de teletrabajo, muchas compañías podrían plantearse apostar por un espacio de coworking o un espacio flexible.

Por su parte, los espacios flexibles tendrán también que adaptarsen a las necesidades del momento, manteniendo, por ejemplo, una mayor distancia entre los puestos de trabajo, un especial cuidado con las medidas de limpieza y desinfección y, sobre todo, una mayor tendencia a la configuración de espacios de trabajo privados.

El modelo de oficinas flexibles permitirá, por otro lado, afianzar el sistema de hotdesking. De esta manera, una compañía de 40 empleados, por ejemplo, podrá disponer de un espacio con capacidad para 25 y que, a través de rotaciones de asistencia a la oficina de los equipos, se logre equilibrar la balanza entre teletrabajo y asistencia presencial.

Por tanto, los espacios flexibles serán capaces de atender las demandas de aquellos que necesiten:

  • Contratar oficinas de manera temporal
  • Disponer de espacios para la división de equipos de trabajo
  • Apostar por un concepto de entorno que impulse el talento de sus equipos pero que le permita a la vez minimizar el riesgo de las largas contrataciones
  • Implementar sistemas de hotdesking que combinen de manera eficiente teletrabajo y trabajo presencial.

⇢Comunidad

Gracias a los portales online se facilitan las gestiones del día a día y se potencia al mismo tiempo la interacción entre los diferentes usuarios y profesionales, ya que ofrecen la posibilidad de intercambiar ideas, opiniones, consejos o propuestas. Estas comunidades, presentes cada vez más en el ámbito de los espacios flexibles, hacen que, en estos momentos de confinamiento necesario, la vinculación entre el espacio de trabajo físico y los usuarios que teletrabajan sea totalmente posible.

Además, contando que esta crisis sanitaria va a traer consigo que el mercado laboral sufra cambios significativos en la manera de establecer el trabajo de los empleados, las comunidades online se consolidan como ese vínculo imprescindible de conexión, que favorece tando el sentido de permanencia como el apoyo mutuo.

El factor humano es y seguirá siendo la clave fundamental en el éxito de cualquier actividad. Necesitamos relacionarnos, formar parte de un grupo…y los espacios flexibles tienen las herramientas y el concepto de comunidad necesarios para conseguirlo, incluso en las circunstancias más adversas.

Desde Lexington Community, la comunidad virtual de Lexington, intentamos crear una vinculación, estemos donde estemos, entre todos nuestros miembros. A través del portal, los usuarios de los espacios pueden estar conectados, proponer, consultar, intercambiar impresiones o acceder a sus avisos y documentación necesaria.

⇢ Servicios virtuales: Atención telefónica y Oficinas virtuales

Ante esta nueva coyuntura, muchas empresas necesitarán propuestas que den solución a aspectos que hasta ahora se hacían de una manera y ahora van a tomar un rumbo completamente diferente. Nos referimos, por ejemplo, a la atención telefónica o la gestión de correspondencia en remoto. En este sentido, los espacios flexibles están preparados para atender estas peticiones, con posibilidad de dejar la recepción de llamadas en buenas manos y que sean antedidas de forma personalizada y siguiendo las indicaciones marcadas. Una prestación disponible tanto para empresas como para profesionales independientes y startups, y que se  puede contratar semanalmente o simplemente de manera puntual. Por su parte, en el servicio de Oficina Virtual, donde se ofrecen muchas de las prestaciones de una oficina física pero de manera online, el cliente puede encontrar un importante ahorro de coste.

Si tu empresa necesita un servico de Oficina Virtual, te animamos a conocer todas las modalidades de Lexington. Si te convencen, podrás contratarlas online de una forma muy sencilla a través de nuestra web o contactando con nuestros agentes vía telefónica. Diferentes opciones que se adaptan a las necesidades de cada empresa: direcciones de negocio, gestión de correspondencia y mensajería, soporte administrativo, avisos y asistencia de llamadas, acceso puntual a espacios, etc.

Desde Lexington, apostaremos por ser una solución que contribuya a reducir el impacto económico de esta crisis, aportando propuestas flexibles y garantías para el bienestar y la productividad de los equipos.

Ir juntos es comenzar, mantenerse juntos es progresar, trabajar juntos es triunfar.

Henry Ford

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos creadores de espacios de trabajo alejados de lo convencional. Centros de negocios estimulantes y flexibles para compañías que buscan impulsar el talento de sus equipos.

Compártelo