Cerrar

¿Necesitas más información?

Elige cómo prefieres contactar

Te llamamos

Déjanos tu teléfono y horario preferido y te llamamos

Solicita presupuesto

Completa las características del servicio que deseas y te haremos una valoración en 24h.

Ven a ver las instalaciones

Agenda una visita para conocer nuestros espacios

Te llamamos
Completa el formulario y te llamamos cuando prefieras
Solicita presupuesto
Cuéntanos qué necesitas y te enviaremos presupuesto
Ven a ver las instalaciones
Completa el formulario y dinos cuándo quieres venir a visitarnos
Anna Jorge
20/01/2022

Cada maestrillo tiene su librillo. Pero… ¿y lo importante que es tener el librillo bien redactado y con un índice claro para el equipo? Tener una estructura clara y definida en tu compañía es casi tan importante como los números o la estrategia de marketing. ¡Sin organización, el día a día sería un caos! Establecer una estructura organizativa dentro de una empresa es vital para saber qué reportar a quién, y para que los equipos puedan exprimir su productividad lo máximo posible. Es por eso que hoy te contamos más sobre las estructuras organizativas de una empresa: ventajas y tipos, inconvenientes… ¡todo, todo!

¿Qué es la estructura organizativa de una empresa?

 Lo primero, ¿qué es la estructura organizativa de una empresa? Fácil, este concepto define el organigrama escogido por una empresa para organizar a sus trabajadores. Este árbol reparte las tareas de cada equipo, sus responsabilidades y a quién deben reportar resultados. 

La estructura organizativa de la empresa es su esqueleto, y cada ramificación reparte tareas y responsabilidades.

Por supuesto, cada empresa cuenta con una estructura organizativa distinta y enfocada a sus recursos, necesidades y objetivos propios. Como decimos siempre, ¡cada compañía es un mundo! Pero todas deben tener algo en común: una estructura clara y accesible para todo el equipo.

¿Qué importancia tiene la estructura organizativa de una empresa?

El principal objetivo de definir esta estructura organizacional de una empresa es el bienestar de los equipos y el éxito de los proyectos: solo de esta manera, cada departamento (incluso cada individuo) sabrá cuáles son sus responsabilidades, sus tareas y quién es su mando directo, es decir, entenderán cómo funciona la empresa. Además, mejorará la comunicación interna y facilitará todos los procesos. Como veis, es vital.

¿Qué componentes definen una estructura empresarial?

Como os comentábamos, cada estructura organizativa es un mundo, tal y como su empresa. Pero hay tres elementos clave a tener en cuenta en todas ellas. ¡Te contamos!

Cadena de mando

Esta explica cómo se delegan las tareas y quién toma qué decisiones dentro de la compañía. Con una cadena bien definida será muy fácil ver cuántos escalones tiene un departamento o por cuántas manos pasa un proyecto hasta llegar al cliente, así como saber quién gestiona imprevistos, problemas o dudas.

Centralización

Una vez establecida la cadena de mando, habrá que elegir dónde (es decir, en qué escalón) se toman las decisiones más importantes. Es aquí donde optar por una estructura centralizada (por la cual las decisiones finales las cierra una o dos entidades) o descentralizada (cada equipo o departamento es responsable de asumir esa responsabilidad).

Rango de control

También es importante cuadrar cuántas personas componen cada equipo bajo el mando de un gerente y qué tareas deben desempeñar, así como sus objetivos y recursos.

Tipos de estructura organizativa de una empresa

Hay muchos factores a tener en cuenta cuando se crea la estructura organizativa de una empresa: el número de departamentos, la división de tareas, el nivel de importancia de cada responsable… así como el nivel de interacción entre equipos o la colaboración entre ellos. Teniendo todo esto en cuenta, podemos destacar las estructuras organizativas de una empresa más conocidas (con ventajas y tipos, para que no os perdáis nada):

Estructura jerárquica

Es la estructura organizacional más clásica y sencilla: distintos departamentos responden a supervisores propios que, a su vez, reportan a un superior que se encuentra en la cúspide de la pirámide. Existen líneas directas de autoridad entre responsables y empleados.

Ventajas

Su mayor ventaja es su sencillez y claridad: cada empleado sabrá a golpe de vista quién es la persona encargada de qué parte del proyecto.

Inconvenientes

Este modelo puede pecar de rígido, su mayor inconveniente es su falta de flexibilidad.

Y es perfecta para…

La estructura jerárquica es la mejor para pequeñas y medianas empresas, pues es sencilla tanto de entender como de gestionar.

Estructura funcional

Como su propio nombre indica, la estructura funcional divide la compañía según sus funciones, es decir, apuesta por la especialización de los equipos en un departamento o en otro. Es otra de las estructuras más tradicionales.

Ventajas

Este modelo de estructura organizativa permite la máxima especialización de los departamentos, los equipos se convierten en verdaderos profesionales de lo que hacen. Además, favorece la comunicación dentro de los mismos y disminuye la presión sobre los empleados.

Inconvenientes

Esta estructura tiende a crear conflictos de mando y de autoridad, ya que las decisiones se descentralizan, y presenta una tendencia a la competencia entre profesionales.

Y es perfecta para…

Empresas como Amazon o Wal-Mart son el ejemplo perfecto para ilustrar la estructura funcional de una empresa. Si te has quedado con ganas de más y quieres conocer todos los detalles sobre este tipo de estructura organizativa, te dejamos aquí un artículo en el que la estudiamos al detalle.

Estructura por división

La división de equipos, tareas y mandos se hará, en este caso, según producto, zona geográfica y/o tipo de cliente. Si bien cada división toma sus propias decisiones, todas tienen que responder a una autoridad central que les da la estrategia general y coordina su implementación.

Ventajas

Esta estructura organizativa también promueve la especialización de los equipos, no tanto en una actividad concreta, sino más bien en un mercado, cliente o producto, sin ruido externo. Además, al ser los equipos más inmediatamente cercanos al problema los que acaban por resolverlo, mejora la productividad y la calidad del producto o servicio en cuestión.

Inconvenientes

Aunque sonase espléndidamente bien, nada es perfecto. Mantener un equilibrio correcto entre el mando central y los responsables de cada departamento se complica. Ambos tienen que delegar ciertas decisiones y eso no siempre es fácil, por lo que la estructura organizativa por divisiones suele causar conflictos de mando. ¡Incluso puede aparecer competencia entre las diferentes divisiones!

Y es perfecta para…

Empresas como Inditex o Penguin Random House, con sus diversas marcas, sellos y públicos objetivo, son perfectas para ilustrar esta estructura organizativa.

Estructura matricial

The best of both worlds. También conocida por trabajo por proyectos, esta estructura se basa en una mezcla de la estructura por divisiones y funcional. Ambas trabajan juntas creando una organización con dos líneas de mando: una vertical o funcional según la función que se desempeñe, y otra horizontal o según división. De esta manera se crea un grupo compuesto por personas de diferentes departamentos para un proyecto concreto. Una vez que el proyecto acabe, este grupo de trabajo se disolverá.

Ventajas

Al poner codo con codo dos de las estructuras organizativas más especializadas, la profesionalización de los equipos crece exponencialmente, así como la motivación de los mismos. La comunicación interna también se agiliza y la colaboración se promociona.

Inconvenientes

El coste en planificación y estrategia es alto, ya que se trabaja desde cero con cada nuevo proyecto.

Y es perfecta para…

Un ejemplo perfecto para este modelo de estructura organizacional es Red Bull donde, aunque las decisiones más importantes y la estrategia general se perfila desde los niveles más altos, la responsabilidad diaria recae sobre los equipos directamente.

Estructura horizontal

En este modelo de estructura organizativa dentro de una empresa se han eliminado la mayoría de mandos intermedios, por lo que dirección está directamente en contacto con los trabajadores, haciendo la comunicación más directa.

Ventajas

La facilidad y la buena comunicación interna, así como la transparencia, ayudarán mucho a la motivación de los equipos y a su cooperación. Los éxitos serán grupales, así como los fracasos, por lo que el sentimiento de equipo se intensificará.

Inconvenientes

Igual que los trabajadores pueden sentirse motivados en un entorno de trabajo distendido y cercano entre mandos, el escaso campo para la promoción puede minar en los equipos a largo plazo, haciendo que se sientan estancados. De igual manera, puede reinar el descontrol al no tener responsabilidades o tareas fijas asignadas a cada trabajador, o un supervisor directo al que reportar una duda o un problema.

Y es perfecta para…

Esta es, sin duda, la estructura organizativa de las startups. Y también podemos destacar grandes corporaciones que han adoptado este modelo como GAP.

Estructura lineal o de staff

Esta estructura tiene como base principal la externalización, por lo que se combina una autoridad directa de los órganos de ejecución, con asesores o consultores externos en distintos departamentos, ya sea RRHH, marketing, selección de personal…

Ventajas

Al externalizar ciertos procesos se asegura una visión fresca e innovadora en muchos ámbitos, además de un grado de especialización muy alto. Así, los órganos de línea se pueden concentrar en la producción, mientras que los órganos de staff sobrevuelan cuestiones como la financiación, los recursos humanos, etc.

Inconvenientes

Al existir varias figuras de mando, los conflictos de poder son inevitables, y es por eso que, en este tipo de estructura organizativa, los altos cargos lineales suelen chocar a veces con los altos cargos de staff, no teniendo ninguno poder sobre el otro. Además, contar con profesionales especializados significa que la inversión necesaria es bastante alta.

Y es perfecta para…

Este modelo de estructura organizativa es muy moldeable, siendo perfecto para numerosos tipos de empresas y negocios. ¡Es uno de los más versátiles!

 ¿Son todas las empresas adaptables a cualquier estructura organizativa? 

Sí y no, y os explicamos por qué: cada estructura organizativa responde a una cultura empresarial, a un proyecto y a unas necesidades específicas. Antes de elegir la estructura que más te llame la atención tendrás que escuchar a tu compañía, a lo que necesita, a sus procesos, y decidir qué tipo de organización traerá mejores resultados.

¿Tu empresa tiene varias líneas de producto con un público objetivo distinto? Apuesta por una estructura por divisiones. ¿O quizás tu día a día se marque más por distintos proyectos que van dándole el relevo a otros y para los cuales necesitas a distintos profesionales? En este caso te recomendamos una estructura horizontal.

Haz caso a tu instinto y elige la estructura que potencie al máximo la productividad de tus equipos. ¡Es casi tan importante que tu espacio de trabajo! ¿Nuestro consejo? Una combinación del mejor talento, un espacio de trabajo a la vanguardia y flexibilidad en todos los ámbitos ayudará, y mucho, a que tu proyecto sea un éxito.

¿Empezamos? 😉 Pídenos info sobre nuestros espacios flexibles y, con tu oficina en Madrid o tu espacio de trabajo en Barcelona listo en 24h, podrás concentrarte en organizar tu compañía de la mejor manera posible en un entorno inspirador. Céntrate en lo verdaderamente importante y déjanos el resto a nosotros. ¿hablamos?

«En el mundo de los negocios, las cosas extraordinarias no pasan por el trabajo de una persona, sino por el trabajo de un equipo.»

Steve Jobs

Compártelo

Inicio sesión