Coach empresarial: quién es y cuáles son sus funciones motivacionales

Coach empresarial: quién es y cuáles son sus funciones motivacionales

Se ha oído hablar mucho sobre el coaching como técnica motivacional y como fuente de inspiración para el mundo de los negocios. Sin embargo, poco se ha comentado sobre cuál es exactamente el rol que tiene la figura del coach empresarial para motivar a empleados, grupos de trabajo y compañías enteras.

Coaching empresarial: una herramienta clave para motivar a los empleados

A continuación, despejamos tus dudas y hacemos una radiografía del coach empresarial y sus funciones principales, ¡ahí va!:

¿Quién es el coach empresarial?

El coach empresarial es la persona encargada de motivar a aquellos empleados que están inmersos en una intensa rutina de trabajo que les puede llegar a afectar a la hora de conseguir sus objetivos laborales.

Así pues, para mejorar su rendimiento, este profesional de la motivación trabaja directamente en la organización y en la estructura de la empresa de la mano de sus propios trabajadores: debe tener empatía, ser capaz de comprender distintos puntos de vista, construir confianza con los empleados, así como ser claro, conciso y paciente.

Entre las técnicas que utiliza el coach empresarial encontramos: la escucha constante y activa, exposiciones grupales, brainstormings o lluvia de ideas, juegos de cualidades, Línea de vida (representación gráfica de aquello que ha marcado la vida de un trabajador) o Feedback 360º (todos los miembros de la organización reciben feedback de sus compañeros, después de haber rellenado un cuestionario), entre otras. Con estas, el coach empresarial trata de capacitarlos para que se impliquen y comprometan laboralmente para conseguir una mejor gestión de los conflictos internos.

Funciones del coach empresarial:

El coach empresarial trabaja codo con codo con los trabajadores de las empresas para evitar que la falta de motivación afecte directamente a la productividad. Y entre sus funciones principales, destacamos las siguientes:

  • Mejorar las técnicas interpersonales de comunicación de los empleados
  • Fomentar la motivación de empleados desmotivados
  • Incrementar su productividad
  • Ofrecer herramientas para resolver conflictos
  • Conseguir una mayor implicación en el trabajo

Además de estas funciones y a través de sus técnicas de motivación, el coach empresarial  detectará las diferentes habilidades y cualidades de los trabajadores para potenciarlas y alcanzar los objetivos empresariales propuestos. Y es que, si buscas lograr el éxito de tu compañía, involucrar a la plantilla a todos los niveles de la organización es la mejor de las estrategias.

“Si la oportunidad no llama, construye una puerta”

Milton Berle

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Leave a reply