Cerrar

¿Necesitas más información?

Elige cómo prefieres contactar

Te llamamos

Déjanos tu teléfono y horario preferido y te llamamos

Solicita presupuesto

Completa las características del servicio que deseas y te haremos una valoración en 24h.

Ven a ver las instalaciones

Agenda una visita para conocer nuestros espacios

Te llamamos
Completa el formulario y te llamamos cuando prefieras
Solicita presupuesto
Cuéntanos qué necesitas y te enviaremos presupuesto
Ven a ver las instalaciones
Completa el formulario y dinos cuándo quieres venir a visitarnos
María Abraín
07/04/2022

Aunque tengan un nombre muy parecido y muchas veces se encuentren en un mismo lugar, es muy importante tener claras las diferencias e implicaciones que existen entre el domicilio social y fiscal de una empresa. De hecho, las diferencias son sutiles. Pero… ¡adiós preocupaciones! En el post de hoy os contaremos cuál es la diferencia entre domicilio social y fiscal de una empresa.

¿Preparadxs para otra masterclass?

¿Qué es el domicilio social de una empresa?

El domicilio social de una empresa es el lugar donde se realiza de forma efectiva la dirección y administración de la misma o donde se encuentra su principal establecimiento o explotación. Si sois autónomos o trabajáis por cuenta propia no tenéis de qué preocuparos, pues solo deben inscribirlo las empresas.

Por decirlo de otra manera, esta dirección es a la que cualquier persona, empresa u organismo deberá dirigirse si quiere ponerse en contacto con vuestra compañía.

El domicilio social de una empresa es el lugar donde se encuentra su principal establecimiento o donde se realiza de forma efectiva la dirección y administración de la misma.

¿Qué es el domicilio fiscal de una empresa?

Por su parte, el domicilio fiscal de una empresa es la dirección fijada por el contribuyente para el cumplimiento de sus obligaciones tributarias. En muchas ocasiones, esta dirección coincide o bien con la residencia habitual de la persona física, o con la dirección social de la empresa, pero no en todos los casos. Para empresas y sociedades, este domicilio fiscal será donde se desarrolle la gestión de la actividad empresarial.

Una vez dados de alta como empresarios, podréis registrar vuestro domicilio fiscal a través del modelo 036 y este podrá ser modificado en cualquier momento a través del mismo impreso.

El domicilio fiscal de una empresa es la dirección fijada por el contribuyente para el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

¿Cuál es la diferencia entre domicilio social y fiscal de una empresa?

Como os hemos comentado, las diferencias entre ambas son muy sutiles. Además, solo las compañías tendrán que preocuparse por estas disimilitudes, pues los autónomos y trabajadores por cuenta propia se limitarán a registrar su domicilio fiscal.

La principal diferencia entre el domicilio social y fiscal de una empresa es que la primera es de carácter público, es decir, cualquiera tiene que poder acceder a esta información si lo requiere, mientras que el domicilio fiscal pertenece al ámbito o esfera privada del empresario. Es en esta dirección donde recibirá las notificaciones pertinentes. Aunque esta característica ya ha quedado un poco en desuso por la digitalización de todas estas gestiones, aún hoy en día el correo postal sigue siendo un medio de comunicación clave con organismos públicos.

¿Cómo se cambia el domicilio social de una empresa?

 La elección del domicilio social es un proceso sensible, y es por eso que elegirlo muy bien puede evitaros quebraderos de cabeza en un futuro. La dirección que escojáis ha de presentarse en el Registro Mercantil a través de escritura notarial y ser notificada posteriormente a la Agencia Tributaria.

Por eso, este cambio de domicilio social es un proceso bastante costoso, tanto en tiempo como en esfuerzo, así que os aconsejamos inscribirlo a largo plazo.

¿Qué tal si le pedís consejo a vuestrx asesor legal? Si aun no contáis con este servicio en vuestra compañía, os dejamos por aquí nuestra última masterclass sobre la importancia de la asesoría jurídica.

Conoce nuestro servicio de domiciliación de sociedades

¿Aún no conocéis nuestro servicio de domiciliación de sociedades en Madrid y nuestro servicio de domiciliación de empresas en Barcelona? En Lexington podréis olvidaros de la gestión de vuestra correspondencia y tendréis la oportunidad de dar la mejor atención a clientes y proveedores domiciliando vuestra compañía en una de nuestras direcciones en Madrid o Barcelona. Nuestro equipo de front-desk se convertirá en una extensión de vuestro propio equipo, ayudándoos con las gestiones del día a día, atendiendo a vuestras visitas, ¡y un largo etcétera! Por ello también tendréis acceso a nuestras zonas de trabajo común en las ubicaciones mejor conectadas de ambas capitales, para que podáis desarrollar vuestra actividad económica desde nuestros workspaces.

Esta domiciliación de sociedades incluye acceso a nuestras direcciones prime para que podáis utilizarlas a vuestro gusto, además de pasar a formar parte de la Lexington Community y tener acceso a nuestro portal, donde todos vuestros documentos y notificaciones están tan solo a un clic de distancia. Pero ¿necesitáis más? Nuestro pack de domiciliación cuenta con hasta 4 upgrades según vuestras necesidades, sumando:

  • bonos de horas en salas de reunión
  • espacios de coworking
  • número de teléfono privado y atendido por nuestro personal de manera totalmente personalizada
  • ¡y mucho más!

El servicio de domiciliación de sociedades en Lexington, como todo lo que hacemos, va mucho más allá de daros acceso a direcciones estratégicas en Paseo de la Castellana, Príncipe de Vergara, La Moraleja o los Edificios Trade en Barcelona. ¿Pensando en ir más allá con vuestra compañía? ¡Contactad con nosotros!

«Lo esencial es invisible a los ojos» El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

Compártelo

Inicio sesión