Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
21/05/2020

Durante los últimos años, hemos escuchado mucho acerca de la digitalización de las empresas y cómo algunos sectores veían la transformación digital como un cambio a futuro y muy a largo plazo. Sin embargo, el confinamiento que hemos vivido durante estas últimas semanas junto a la paralización de la actividad laboral ocasionada por la crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado la aceleración de este proceso de digitalización de manera repentina. La digitalización de las empresas ha pasado de ser una mera opción a convertirse en una necesidad imperativa de supervivencia.

La digitalización de las empresas ha pasado de ser una mera opción a convertirse en una necesidad imperativa de supervivencia en tiempos de coronavirus

La digitalización es una realidad que ha venido para quedarse y a la que muchas empresas se han ido adaptado durante estas últimas semanas de manera progresiva y natural, ya que llevaban tiempo preparándose y trabajando de forma interna en su transformación. Sin embargo, para aquellas que alargaban el proceso de adaptación, esta irrupción ha supuesto un varapalo importante y ha traído consigo incertidumbre e inestabilidad para sus empleados.

Quizás te interese

Así pues, realizar un cambio de mentalidad y de cultura empresarial es necesario para estas compañías que aún no se planteaban comenzar con el proceso de digitalización, sobre todo si quieren sobrevivir en estos tiempos que corren. Además, aunque durante los últimos años los hábitos y costumbres de los consumidores ya estaban cambiando, esta situación ha acelerado, en cierta manera, la consolidación de nuevas formas de consumo que hasta ahora no formaban parte de nuestro día a día. No debemos olvidar tampoco que el actual consumidor es un perfil omnicanal y que está hiperinformado, por lo que es necesario desarrollar modelos de negocio y plantear estrategias digitales, si queremos llegar hasta él: la adaptación es el mejor cambio y la única opción de asegurar la supervivencia de las empresas.

La transformación digital de empresas ha empezado y se ha consolidado desde los hogares como consecuencia de la situación provocada por el COVID-19

Durante estos meses de confinamiento, muchas empresas han optado por el uso de todo tipo de herramientas y procesos digitales que les han permitido seguir acercando su servicio a sus clientes, y que se han convertido en el pilar de su negocio, consiguiendo acogerse a ese proceso de digitalización tan necesario:

1.Videoconferencias: las aliadas para mantener el contacto entre empleados y clientes

Las empresas dedicadas a proveer servicios de videollamadas son uno de los sectores que, sin duda, han capitalizado esta etapa de confinamiento en casa, y es que el número de videoconferencias ha aumentado considerablemente con respecto a meses anteriores. Este crecimiento masivo de las videollamadas se debe, entre otros factores, también al incremento del teletrabajo desde casa, siendo la principal apuesta de la empresas durante esta época.

El avance de las nuevas tecnologías y las diferentes herramientas para videoconferencias que existen en el mercado hoy en día han facilitado el proceso de transformación de muchas empresas y trabajadores que, gracias a las videoconferencias, han podido cumplir con su responsabilidades laborales con cierta normalidad.

2. Redes sociales y comunidades virtuales

Si hasta hace poco algunos sectores consideraban el uso de las redes sociales sólo apto para temas personales o sociales, la pandemia provocada por el coronavirus ha traído consigo una mentalidad disruptiva en ese sentido. Ya son muchas las empresas que se han embarcado en nuevos canales de comunicación y, actualmente, es cada vez más habitual ver cómo las marcas participan de las redes sociales e incluyen su presencia en las mismas como parte de su estrategia de digitalización.

Algo similar ha sucedido con las comunidades virtuales, a las que se les ha otorgado mayor importancia en las últimas semanas o que incluso han nacido a raíz de esta época de confinamiento en casa. Desde Lexington, hemos seguido apostando con fuerza por Lexington Community, el espacio virtual y punto de encuentro de nuestros clientes. Un canal que nos ha permitido seguir en contacto continuo con nuestra comunidad y poder informar de cada paso o medida tomada en esta época de tanta incertidumbre para todos.

3. Eccomerce y servicios online

Aunque hace ya tiempo que las compras y los servicios online venían despertando mucho interés, no ha sido hasta este momento cuando han conseguido despegar definitivamente. Incluso empresas que no contaban en su estrategia de negocio con esta opción han visto en esta adaptación su única forma de seguir adelante.

Y es que la agilidad de los servicios y compras online, la rapidez, la optimización del tiempo y sobre todo, el servicio a domicilio, han sido claves para poder sobrevivir durante esta etapa de confinamiento.

4. Vídeos en streaming

Es indudable que el vídeo en streaming se ha convertido en el rey de esta situación. Los videos en directo han pasado a ser una opción de entretenimiento para nuestros momentos de ocio a una herramienta más de trabajo que se ha incorporado con contundencia al mundo de los negocios.

Gracias a los videos en directo, ya sea a través de las redes sociales o de plataformas destinadas para ello, muchas empresas y profesionales han llevado a cabo sus propios webinars, eventos… con el objetivo de seguir manteniendo el contacto directo con sus clientes y seguir informando acerca de las novedades y cambios producidos en la empresa, sector, negocio…

5. Teletrabajo y oficinas virtuales

Como comentábamos anteriormente, una de las medidas preventivas que han adoptado la mayoría de las empresas desde el inicio de esta crisis sanitaria ha sido la implantación del teletrabajo, un modelo flexible y conciliador que algunas ya comenzaban a incorporar pero que la gran mayoría ni siquiera barajaba. En este sentido, los servicios de oficina virtual y domiciliación de empresas se han convertido en una fórmula con muchas ventajas para conseguir que las compañías pudieran implentar el trabajo a distancia, manteniendo a la vez su ritmo habitual.

Desde Lexington, hemos centrado nuestros esfuerzos en potenciar nuestro servicio de Oficina Virtual (con posibilidad de contratación online), el cual ha facilitado a nuestros clientes las gestiones del día a día, una atención de llamadas, correspondencia y paquetería profesional, así como el acceso puntual a espacios o salas que cuentan con todas las medidas de precaución garantizadas.

En definitiva, hemos sido testigos de que la adaptación al cambio es posible y sobre todo necesaria para la supervivencia de los negocios. Debemos tabajar siempre en mirar hacia el futuro para mejorar el presente y en conocer las opciones y posibilidades que la digitalización ofrece a las empresas: ser proactivos y adelantarse a los cambios, así y solo así, estaremos preparando a nuestras empresas ante cualquier situación, convirténdolas en modelos realmente sólidos.

“Quién no sepa adaptarse quedará relegado y condenado a desaparecer. La transformación digital no es una opción”

Manuel Cermerón 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos creadores de espacios de trabajo alejados de lo convencional. Centros de negocios estimulantes y flexibles para compañías que buscan impulsar el talento de sus equipos.

Compártelo

Utilizamos cookies | Más info
Preferencias de las cookies