Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Ester Maicas
23/02/2022

¿Acabas de volver de la fotocopiadora y no sabes a por qué papeles has ido? ¿La última vez que perdiste el móvil lo acabaste encontrado en la nevera donde debía ir el brick de leche? La pandemia nos ha jugado una mala pasada en muchos aspectos, y es que estudios aseguran que la memoria también se ha visto afectada por el COVID-19 y por todo lo que este ha traído consigo. Y es por eso que ahora, que poco a poco nos vamos recuperando y volviendo a la normalidad, es momento de cuidarnos más que nunca. ¡Hoy queremos compartir contigo 10 ejercicios para agilizar la memoria y cultivar la mente en tu espacio de trabajo! Siempre es buen momento para mimarnos un poco, ¿verdad?

¡Quédate y toma nota!

  1. Juegos de ingenio para ejercitar la mente

Take a break de vez en cuando en la oficina, prepárate un café y haz un sudoku, una sopa de letras o juega en alguna plataforma online que rete tu ingenio. Ya seas de letras o de números, hay juegos para todas las mentes. Con ellos podrás combatir el deterioro mental, las pérdidas de memoria y estamos segurxs de que, una vez tonifiques tu cerebro, todas las tareas del día saldrán rodadas. ¡Prueba y nos cuentas!

Te dejamos aquí uno de nuestros favoritos, ¡y quizás no tan conocido!

  1. Rompe con la rutina siempre que puedas

La salud física siempre significa salud mental, así que apúntate a esa clase de Pilates o yoga que siempre has tenido en mente, sal a correr o, simplemente, aprovecha tus pausas del café para salir a tomar el aire fresco y despejarte. Romper de vez en cuando con la rutina laboral también mimará tu mente, ¡y esta también se merece un respiro para poder rendir al máximo!

¿Que tu oficina no está rodeada de zonas verdes y que salir a tomar el aire está fuera de la ecuación? Quizás alquilar una oficina en Lexington La Moraleja, donde podrás tomar el sol en verano entre videoconference y videoconference, sea la solución, ¿no crees? ¡Pídenos info!

  1. Ser ambidiestro es trending

¿No recuerdas ya esa tradición antigua de cuando nuestros abuelos de volver ambidiestros a todos los zurdos? Vale, puede que fuera algo descabellado, ¡pero obligar a tu cerebro a usar tu otra mano (seas diestro o zurdo) es un ejercicio mental excepcional! Requiere un grado de concentración muy alto y supondrá un reto diario que, seguro, te motivará. Empieza por el móvil, el ratón, o lavarte los dientes… ¿te atreves? Estos ejercicios para agilizar tu memoria y tu mente son todo un reto 😉

  1. Mens sana in corpore sano

¡Y es que tener una dieta equilibrada es fundamental para la salud física y también para la mental! Hay muchos alimentos que ayudan a cuidar de tu memoria, así que te recomendamos que incluyas en tu planificación del menú semanal frutos secos, frutos rojos y pescados como el salmón. El Omega3 y los antioxidantes son gasolina para tu mente.

  1. Pequeñas siestas, de lo más español

¿Sabías que los trastornos del sueño pueden interrumpir los procesos que activan la memoria y alterar la toma de decisiones? Por supuesto, todxs tenemos una mala noche esporádica, pero cuidar las rutinas de sueño es algo que, normalmente, desatendemos. ¡Vaya workaholics estamos hechxs! No sabéis la diferencia que pueden marcar solo 20 min de sueño si tu mente lo necesita, ¡recuperemos las siestas de parvulitos! Y hagámoslas obligatorias, ¿por qué no?

  1. So many books, so much time!

Ya sea una novela de ficción histórica, romántica o ensayo… ¡leer cualquier tipo de libro es el ejercicio que más agiliza la memoria! Además, potenciará tu concentración, te hará desconectar y mejorará (y mucho) tu vocabulario y expresión. Aunque, si te falta tiempo y prefieres leer algún libro de esos que están 100% permitidos en la oficina, te dejamos aquí nuestro último post sobre los mejores libros sobre liderazgo.

Y aún mejor, ¡lee en voz alta! Suma, y mucho.

  1. Fomenta la creatividad, ¡con cualquier cosa!

Cambia tu día a día, ¡hasta las cosas más pequeñas! Los detalles son los que cuentan, así que rompe con los procesos más mecánicos y, por ejemplo, cambia el orden de las apps de tu móvil, la organización de tu escritorio o sal a las zonas comunes de tu espacio flexible en Madrid o Barcelona. Hacer esto fomentará tu creatividad y romperá todos esos momentos monótonos de tu día a día para bajarte a la tierra y despertarte. Créenos, cuando quieras revisar el mail y no pares de abrir la app de en LinkedIn, tu mente hará clic 😉 Esta frase final no la entiendo

  1. Socializar es el quid de la cuestión

Tras tanto tiempo aislados por la pandemia (y aún más por el miedo o los rebrotes), hemos perdido un hábito que antes era recurrente que no solo nos alegraba cualquier día de la semana, sino que nos ayudaba a desconectar y, por lo tanto, a cuidar de nuestra mente. Salir, ver a tus seres queridos, pasear con esx amigx que hace tanto que no ves te ayudará a ver las cosas con perspectiva, a recuperar la motivación y a agilizar la memoria.  El amor, que lo cura todo, aunque sea con mascarilla.

  1. Coffee y más coffee

Sí, ¡la cafeína te ayuda con los lunes cuesta arriba y con la memoria! Estudios de las más prestigiosas universidades de EEUU confirman que consumir café o bebidas energéticas (siempre con moderación, tomar 7 cafés diarios NO es sano) tras afrontar una tarea compleja ayuda a los procesos relacionados con la retención de datos, la memoria y, por supuesto, la relajación, pues la pausa para el café después de una larga reunión sienta de maravilla.

  1. Y para todo lo demás… ¡cierra los ojos!

Con tantos cambios, reestructuraciones, vuelta a la oficina, y a casa, y a la oficina de nuevo, muchas veces hay un ruido en nuestra mente que no nos deja concentrarnos o ver las cosas con claridad. Si tu memoria falla, tu inspiración no llega o te empieza a superar una situación en concreto… ¡cierra los ojos! Apaga el sonido del exterior, ponte unos cascos si lo necesitas, y cierra los ojos. Eliminarás las distracciones, relajarás la mente y, seguro, encontrarás lo que necesitas. ¡Nunca fue tan fácil! Pero creednos, lo es.

 ¡Qué pobre memoria es aquella que sólo funciona hacia atrás!

Lewis Carroll

Compártelo

Inicio sesión