Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
29/10/2020

La irrupción de la Covid-19 ha cambiado por completo muchos de nuestros hábitos. Aquello que hace un año nos parecía de lo más común, hoy se puede ver como una auténtica locura, y viceversa.

La pandemia no solamente ha transformado nuestra forma de relacionarnos, sino también la manera de trabajar y de gestionar los negocios. Con ello, las oficinas flexibles han dejado de ser una opción del futuro para convertirse en la mejor opción del presente.

Las flex offices son la mejor alternativa de espacio de trabajo ante la situación en la que nos encontramos

En Lexington sabemos que la “nueva normalidad” está siendo desconcertante para muchas empresas, las cuales se han visto “obligadas” a implementar cambios internos y están viviendo en una constante incertidumbre. Por eso, en este post, hablaremos de las flex offices y por qué son la mejor alternativa a las oficinas tradicionales ante la situación en la que nos encontramos.

▷ Diferencias entre los espacios flex y las oficinas tradicionales

Generalmente, la oficina tradicional es un espacio privado que se alquila durante un largo periodo y los contratos suelen tener una duración mínima de 5 años.

Los espacios flex son, como su propio nombre indica, flexibles. La empresa que contrata un entorno de este tipo lo hace por la cantidad de tiempo que necesite, ya sea por meses, varias semanas o incluso durante unos días. Además, las oficinas flexibles suelen estar ubicadas en lugares estratégicos de las principales ciudades y disponen de una cartera de servicios que va más allá del espacio en sí, ofreciendo a los clientes una cobertura y soporte 360º.

▷ 10 ventajas de los espacios flexibles frente a la oficina tradicional

A continuación, destacamos 10 de las ventajas que ofrecen las oficinas flexibles frente a los alquileres convencionales:

1. Alquiler flexible: por semanas, meses o días

Como indicábamos justo arriba, alquilar una oficina tradicional por días o semanas sería algo inconcebible. Sin embargo, es posible que necesites un espacio de trabajo para unos meses o una sala de reuniones durante unas horas concretas, es aquí donde las oficinas flexibles despliegan y ofrecen todo su potencial.

2. Espacios listos para entrar 

Los espacios de trabajo flexibles podrían denominarse espacios “llave en mano”. Y es que, salvo si tu empresa necesita alguna distribución o customización especial (la cual es también totalmente posible en este tipo de entornos flex), la puesta en marcha estaría lista en un plazo de 24 horas.

3. Todo incluido / ahorro de costes 

Las empresas que realizan su trabajo desde una oficina flexible tienen todo incluido en una única factura: no solo el alquiler del espacio, sino todos los gastos adicionales como suministros, internet, mobiliario, limpieza diaria y un largo etcétera. Además, es importante recordar que se eliminan los gastos de implantación.

Por otro lado, habría que sumar algunos recursos que desde Lexington incluimos a quienes deciden apostar por nuestros espacios y que tienen que ver con el uso ilimitado de áreas comunes, la domiciliación social y atención de llamadas, los bonos de horas de salas o el acceso a nuestra comunidad online. Todo ello sin que suponga ningún tipo de incremento en el coste mensual.

4. Adaptación al crecimiento 

Si una empresa alquila una oficina tradicional, no podrá cambiar el tamaño del espacio que ha alquilado. Por tanto, si la empresa crece, se verá obligada a iniciar una nueva búsqueda.

Las oficinas flexibles son totalmente adaptables a las necesidades de espacio de la empresa. Tanto si los requerimientos de m2 aumentan como si disminuyen, la oficina flexible es capaz de adaptarse y proporcionar una solución completamente a medida.

5. Áreas destinadas al descanso

No todas las oficinas tradicionales se pueden permitir contar con un área destinada al descanso y al esparcimiento de los trabajadores. Pero las oficinas flexibles disponen de espacios comunes para trabajar de manera informal o para tomar un pequeño descanso: nuestros espacios de trabajo cuentan con social areas en las que desconectar de la jornada laboral, salas brainstorming o zonas de juego como la Fun Room del centro La Moraleja.

6. Ubicaciones prime

Otra de las grandes ventajas que ofrecen las oficinas flexibles frente a las tradicionales es que permiten a las empresas estar ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad, facilitando las comunicaciones a toda la plantilla y, por tanto, generando una mayor conciliación entre vida personal y profesional.

7. Todas las medidas de seguridad

Los trabajadores de las empresas que se encuentran localizadas en una flex office de Lexington tienen la tranquilidad de estar trabajando en un espacio seguro y saludable. Y es que en todos y cada uno de nuestros espacios de trabajo se ha implementado, desde el inicio de la pandemia, un riguroso protocolo de medidas de prevención, seguridad e higiene: nuestro Plan #VuelveSeguroaLexington (puedes consultarlo aquí) que nos ha permitido obtener los tres identificativos de calidad “Garantía Madrid”.

8. Posibilitan un modelo híbrido de teletrabajo y trabajo presencial

En las oficinas tradicionales resulta muy complicado poner en marcha un modelo de trabajo híbrido, principalmente por no contemplar esa flexibilidad en cuestión de tiempo y espacio.

Por su parte, otras soluciones, como puede ser la apuesta de Lexington por el modelo blended office, aportan facilidades para la rotación del equipo a través del alquiler de una oficina privada que incluye pases rotativos adicionales. De esta manera, las empresas pueden combinar el modelo de trabajo presencial y el teletrabajo con total facilidad.

9. Oficinas virtuales

Existen empresas, autónomos, etc. que no necesitan disponer de un espacio físico todo el tiempo, pero sí requieren de un domicilio social y un lugar en el que recibir la correspondencia y las llamadas. 

Nuestros espacios flexibles también ofrecen diferentes tipologías de Oficina Virtual, dependiendo de las necesidades que tenga cada negocio, y que cuentan con la opción de añadir un bono de horas de uso de las salas y zonas de trabajo.

10. Complementos opcionales

Si trabajamos en una oficina flexible, podemos hacer uso del resto de servicios ofrecidos. Por ejemplo, si en un momento dado necesitamos más horas de salas de reuniones, porque ya hemos gastado nuestro bono mensual, podemos solicitarla de forma puntual: no será necesario buscar una sala de reuniones externa, ni tampoco tenerla alquilada durante todo el contrato de la oficina. Por otro lado, si nos hace falta cualquier labor de secretariado, tendremos en el equipo de front office de nuestro espacio flexible una extensión de nuestra propia empresa.

Quizás te interese

Oficinas privadas

Situadas exactamente donde quieres estar, con la imagen que quieres proyectar y con todos los servicios adicionales que necesitas.

Coworking

Estar en el lugar y en el momento adecuados cuando empiezas o tener presencia cuando la situación lo requiere. Y siempre con todas las...

▷ Espacios flexibles Lexington

Los espacios de trabajo flexibles que ofrecemos en Lexington cumplen con todas las necesidades que puedan tener la empresas en estos momentos. Y es que la adaptación y flexibilidad se encuentra en nuestro ADN. Por eso, hemos trabajado estos meses para reinventar nuestras oficinas y que encajen perfectamente con las demandas actuales.

La crisis de la Covid-19 ha cambiado la vida de todos pero, sin lugar a dudas, existen soluciones capaces de adaptarse a la nueva normalidad. Una propuesta que pretende proporcionar más opciónes, mayor seguridad y una mejor optimización de costes.

“Las oficinas flexibles ya no son el futuro, sino el presente.”

Lexington

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos creadores de espacios de trabajo alejados de lo convencional. Centros de negocios estimulantes y flexibles para compañías que buscan impulsar el talento de sus equipos.

Compártelo