Cerrar

¿Necesitas más información?

Elige cómo prefieres contactar

Te llamamos

Déjanos tu teléfono y horario preferido y te llamamos

Solicita presupuesto

Completa las características del servicio que deseas y te haremos una valoración en 24h.

Ven a ver las instalaciones

Agenda una visita para conocer nuestros espacios

Te llamamos
Completa el formulario y te llamamos cuando prefieras
Solicita presupuesto
Cuéntanos qué necesitas y te enviaremos presupuesto
Ven a ver las instalaciones
Completa el formulario y dinos cuándo quieres venir a visitarnos
Marina Guerra
08/09/2022

Nos lo temíamos, y es que tras aprender cómo elaborar un plan de negocio para emprender en esa idea revolucionaria, crear entornos colaborativos en vuestros equipos y daros cuenta de que vuestra empresa sí que necesita espacios flexibles¿cómo no ibais a poneros en marcha ya para mudaros a vuestra nueva oficina flex a tiempo para la vuelta al cole? Surgirán dudas, nos hacemos cargo, así que hoy queremos resolver una de las preguntas que nuestros potenciales clientes nos hacen llegar con más frecuencia. Medidas de una oficina estándar, ¿cuál es el tamaño ideal para mi oficina?  🤔

Cuántos metros cuadrados por persona necesitas para tu oficina

Hay muchas opiniones en cuanto a metros cuadrados por persona se refiere, y más aún en espacios de trabajo flexibles pues, como su propia naturaleza indica, la flexibilidad siempre prima. Esa característica tan beneficiosa, sin embargo, nunca debería restar metros cuadrados al propio puesto de trabajo del empleado.

Antes incluso de la pandemia, cuando la distancia interpersonal no era un tema de discusión casi diario, el espacio mínimo por empleado era de 14 m2. Esta superficie incluiría, por supuesto, su espacio proporcional de zonas comunes, office… Por lo tanto, lo ideal sería contar con un mínimo de 3,5 m2 por puesto de trabajo. Aunque en Lexington (con nuestra manía de dar siempre un paso más en confort) esperad encontrar un superficie destinada a cada puesto por encima de la media ;). ¡Os contamos más abajo!

Este espacio por persona es mayor, por ejemplo, que el que deberíamos buscar en la mejor sala de reuniones, ya que está destinado a que los equipos puedan hacerlo suyo, se sientan cómodos y puedan potenciar al máximo su productividad.

Como decimos, muchos operadores de espacios flexibles o los facility manager de muchas compañías como los call centers, con la excusa de optimizar al máximo el espacio, destinan una cantidad de espacio inferior a la media recomendada a cada empleado. Estas no son las medidas ideales de una oficina estándar, así que… ¡recordad! Lo barato acaba saliendo caro, y no proporcionar un espacio de trabajo suficiente, confortable y motivador al trabajador puede acabar por acelerar la llegada del temido burn-out y la pérdida del talento.

¿Cómo escoger la cantidad adecuada de metros cuadrados de oficina para tu empresa?

La oficina perfecta para vuestra empresa dependerá de las necesidades específicas de cada proyecto/equipo, además de lo que queráis hacer con vuestro espacio.

Es decir, el espacio alquilado en una oficina convencional será mucho mayor que si hablamos de una flexible, ya que la compañía tendrá que cubrir esos 14m2/persona con zonas comunes, salas y demás espacios versátiles. El coste entonces sería mucho más elevado, y es por eso que, si esta inversión no se encuentra entre las prioridades top de la compañía, el modelo de oficina convencional no podría garantizar al 100% el bienestar de los equipos.

Sin embargo, si vuestra compañía decide sumarse a la ola flex, será el operador de espacios flexibles el que se haga cargo de un gran porcentaje de esa superficie, con zonas de reunión informal y salas de todos los tamaños para alquilar por horas, break areas… Así, empresas de todos los tamaños pueden beneficiarse de un ahorro bastante considerable, tanto en dinero como en esfuerzos y quebraderos de cabeza. Estas oficinas flexibles aúnan todos los gastos en una factura, además de liberar al cliente de partidas como luz, agua, gas, personal de recepción, limpieza…

Entonces, ¿cómo escoger las medidas perfectas de una oficina estándar? Desde Lexington recomendamos, para haceros una primera idea con vuestro equipo, simplemente multiplicar los metros cuadrados que queréis para cada empleado por el total de la plantilla. Eso sí, tened en cuenta que 14 m2 y 3,5 m2 pueden ser unas cifras sobre las que basar vuestro cálculo, pero las variantes son infinitas.

¿Nuestra recomendación real? Poneos en manos expertas (como las nuestras ;)), para alquilar vuestra oficina en Madrid o vuestra oficina en Barcelona. ¡No lo dudéis y contactad con nuestro equipo comercial para encontrar vuestro workspace ideal! Pero, si queréis conocernos un poquito más… ¡seguid leyendo!

El tamaño de nuestros espacios de trabajo flexibles

Sí, el espacio mínimo de una oficina estándar estaría en unos 3,5m2/persona, ¿verdad? ¿Realmente creéis que es suficiente? La estrategia de muchas compañías se centraba en el ahorro y máxima optimización, haciendo pequeños sacrificios. En el presente, la cultura de bienestar de los equipos está cobrando más importancia que nunca. La conciliación y sentimiento de pertenencia son ya puntos centrales en el planteamiento general de la compañía, y el espacio de trabajo juega un papel esencial.

En Lexington creemos que el espacio mínimo indispensable solo despertará la productividad y motivación mínima indispensable… ¿no? Y, si la superficie dedicada a cada trabajador es incluso inferior a la media, ¿no deberíamos esperar un rendimiento también inferior?

Sonaremos repetitivos, pero… ¿qué hacer si lo que queremos transmitir es un sentimiento de pertenencia, compromiso y potenciar la productividad de nuestros equipos muuuuuuuuuuy por encima de la media? Contar con workspaces a ese nivel.

Por poner datos concretos sobre la mesa, los espacios de trabajo flexibles de Lexington le darán a tu equipo un espacio más que suficiente para que creen una atmosfera de bienestar, 100% suya y dentro de un entorno colaborativo que fomenta el networking y la comunidad. Nuestro ratio es de 4m2 de media/persona, ¡superándose en muchos casos! En Lexington huimos de las oficinas meramente funcionales, impersonales y angostas, cuidando vuestro entorno de trabajo desde el minuto uno con, además, muchos más metros cuadrados extra de zonas comunes, phone booths, módulos de trabajo íntimos o salas de reuniones a vuestra disposición.

Las medidas perfectas de una oficina estándar dependen de tantas cosas que no podemos daros una respuesta concreta, solo tips de parte de nuestros profesionales. Lo que sí os podemos confirmar, es que será flexible. De eso no cabe duda.

«Para crear, uno antes debe antes cuestionarlo todo»

Eileen Gray

Compártelo

Inicio sesión