Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Nuria Nieva
29/07/2022

¿Te ha picado la curiosidad sobre el emprendimiento? ¿Después de leer nuestro post sobre cómo ser tu propio jefe y haberte matriculado en las mejores escuelas de negocio de España crees que es el momento de ponerse manos a la obra? ¡Cómo nos alegramos! Pero, ¡cuidado! Para poner en marcha un nuevo proyecto de negocio es importantísima la organización, la planificación y tener todos los objetivos bien marcados. ¡Por eso queremos seguir acompañándote en el camino y hoy te enseñaremos cómo hacer un plan de negocios!

¿Qué es un plan de negocios?

Un plan de negocios es, como ya hemos comentado, un documento imprescindible en la constitución de cualquier empresa. Podemos incluso decir que este es un boceto estratégico, pues recoge objetivos, planes, proyección financiera, estudio de mercado y hasta personal necesario para llevar a cabo la actividad. Todo ello además de la misión de la compañía, su factor diferenciador, lo que va a ser capaz de aportar al sector y revolucionarlo.

Saber cómo hacer un plan de negocio y hacerlo de manera óptima te servirá en muchas fases del proceso: por ejemplo, resumirá el plan de estrategia de tu proyecto, además de asegurar que es financieramente viable y que cuenta con las inversiones y rentabilidad necesarias. Con todos estos datos debidamente recogidos podrás pronosticar su éxito y las necesidades que serás capaz de cubrir, así como las demandas que recibirás.

Paso a paso para hacer un business plan: lo imprescindible

Una vez que tenemos claro por qué es importante saber cómo hacer un plan de negocios, ¡entremos en materia! Estas son las partes esenciales e información básica que debe incluir el plan de negocio de tu nueva empresa:

Resumen ejecutivo

Primero, lo primero. Para comenzar es muy importante presentar tu idea de negocio a golpe de vista, con misión y objetivos, con ese algo diferenciador. Este pequeño brief inicial debe responder a estas preguntas:

  • ¿A qué se dedica tu compañía?
  • ¿Cuándo, cómo y por qué se formó la empresa?
  • ¿Qué equipo humano está detrás de este proyecto (fundador, socios…)?
  • ¿Dónde se encuentra la sede central de tu empresa?
  • ¿Cuáles son sus predicciones de crecimiento?
  • ¿Qué ofrece tu compañía (productos, servicios…)?
  • ¿Cómo se financia el proyecto?
  • ¿Hacia dónde va tu equipo y tu compañía?

Descripción inicial

Entrando en materia, a continuación, sería acertado detallar el porqué de tu idea de negocio, es decir, de dónde proviene. Es muy importante desarrollar qué necesidad has identificado, cómo tu producto es capaz de ser la solución, a qué público está dirigido y cómo se diferencia tu producto o servicio en concreto del resto de la competencia.

Estudio de mercado

Con relación a esto último, para elaborar correctamente un plan de negocios es necesario conocer al dedillo el sector y a tus empresas competidoras.

Saber cómo se comporta tu sector es crucial, su tamaño y cuál ha sido su historia, características, highlights… Por supuesto, es imposible abarcar un sector entero con todas sus variantes, y es por eso que te recomendamos focalizarte en tu mercado en concreto, con unas dimensiones que seas capaz de controlar.

Una vez que hayas localizado tu mercado más afín deberás reflejar puntos clave como:

  • Mercado: tamaño y previsiones de crecimiento a largo plazo.
  • Clientes: sus necesidades, ubicación, nivel adquisitivo y otras características que puedan influir en la toma de decisiones.
  • Cuota de mercado: cuál será la cuota de mercado que podrás obtener y su distribución.
  • Precios: estructura, margen bruto, tarifas y descuentos…
  • Competencia: análisis según la cuota de mercado, fortalezas, debilidades…

Organización y estructura del equipo

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, es momento de organizar internamente tu compañía. Según su naturaleza, misión y proceso de producción, hay diferentes estructuras organizativas que pueden hacer match con tu proyecto, y deberás detallar esta jerarquía también en tu plan de negocio.

Los criterios de selección de talento, formación y coordinación del personal también deben formar parte de este punto en tu plan de negocios.

El producto

Es momento de explayarte, aunque también de dejar claros los aspectos más importantes, saber potenciarlos. Esta parte de tu plan de negocios será donde vendas tu producto o servicio, donde puedas explicar qué, cómo y por qué. Incluye apoyo audiovisual, una descripción detallada, algún ejemplo práctico… así como el proceso de mejora del mismo, su ciclo de vida, sus diferentes variedades. ¡Ponte creativo, es el momento!

Marketing y comunicación

¿Aún no te has dado cuenta? 2022, siglo XXI… plantear una estrategia global de marketing desde el primer momento es casi decisivo para el éxito de tu proyecto, y es por eso que incluir esas pinceladas en tu plan de negocio es tan importante. Estudia muy bien los canales de distribución, estrategia de comunicación, entrada en el mercado, presencia en social media, look&feel

Financiación y flujos de caja

Tras el primer vistazo al plan financiero del proyecto, sería interesante poder desglosarlo más adelante, sobre todo si buscas financiación. Este punto deberá recoger tus necesidades de financiación, dónde van a ir estos a parar y tu estrategia a largo plazo. Así como los flujos de caja y movimientos, ingresos y gastos previstos.

No olvides que este no es el plan financiero per se, sino el plan de negocios. Si vuestra búsqueda de inversores va a pasar el siguiente nivel o queréis analizar la sostenibilidad del proyecto más detalladamente, aquí podrás encontrar la guía básica para elaborar el plan financiero de una empresa, documento con mucha más información sobre previsiones, presupuestos, rentabilidad…

¿Qué tener en cuenta para elaborar un plan de negocios?

 

Tras más de 40 años acompañando a empresas de todos los tamaños y proyectos en plena expansión, hemos recogido algunos must a tener en cuenta para que esta hoja de guía sea tu manual de referencia durante mucho tiempo:

  • Apuesta por un plan de negocios muy visual, fácil de descifrar y con un contenido claro y cuidado. Este documento te servirá, tanto a ti que conoces el proyecto de la cabeza a los pies, como a personas externas… y la sensación de información tiene que ser la misma para ambos. ¡Es un reto, pero es posible!
  • Evita ser extremadamente optimista, mantén los pies en la tierra cuando redactes las previsiones de ventas o beneficios. ¡Y lo mismo recomendamos con el crecimiento! Querer volverse viral desde el primer momento puede tener muchas desventajas a largo plazo.
  • Realiza un análisis DAFO, sí, el mismo que estudiaste hace años en clase de economía en el instituto; su sencilla estructura es muy poderosa y será capaz de localizar oportunidades, analizar amenazas y potenciar las fortalezas.

¿Te ha quedado todo más claro? ¡Esperamos que sí! Como decimos siempre, convertirte en emprendedor o apostar por esa idea de negocio que crees que revolucionará tu sector es una aventura en la que nada puede salir mal, y si sale… ¡se aprende! Pero jamás será un sufrimiento, pues este nuevo proyecto ya te ha conquistado.

«Un emprendedor es alguien que salta de un acantilado y construye un avión en el camino.»

Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn

Compártelo

Inicio sesión