Cerrar

¿Necesitas más información?

Elige cómo prefieres contactar

Te llamamos

Déjanos tu teléfono y horario preferido y te llamamos

Solicita presupuesto

Completa las características del servicio que deseas y te haremos una valoración en 24h.

Ven a ver las instalaciones

Agenda una visita para conocer nuestros espacios

Te llamamos
Completa el formulario y te llamamos cuando prefieras
Solicita presupuesto
Cuéntanos qué necesitas y te enviaremos presupuesto
Ven a ver las instalaciones
Completa el formulario y dinos cuándo quieres venir a visitarnos
María Elipe
21/09/2022

El sector de las oficinas flexibles nunca había sido tan corporate. Y es que desde hace tiempo hemos podido seguir la tendencia de las grandes corporaciones, tanto nacionales como internacionales, hacia una solución de workplace muy alejada de la rígida oficina convencional. El coworking para empresas de perfil corporativo se ha convertido en una de las alternativas favoritas para estas compañías a corto, medio y largo plazo. ¡Hola! Mi nombre es María Elipe y soy Corporate Account Manager en Lexington: responsable, por supuesto, de estas demandas de espacio flexible procedentes de empresas con grandes equipos, grandes necesidades y grandes expectativas. Hoy quería compartir con todos lxs lectorxs de la Lexington Magazine algunos insights sobre qué significa el concepto corporate coworking y por qué los espacios flexibles ya son oficialmente la opción más demandada por corporaciones high-profile.

¿Qué es una oficina flexible corporate?

Las oficinas flexibles corporate son la fórmula de espacio de trabajo que combina todos los beneficios que ya conocemos de este modelo de workspace con la capacidad de hacer frente a las necesidades más específicas que una compañía multinacional pueda tener.

Porque, aunque los beneficios de contar con un espacio de trabajo flexible como los de Lexington sí que pueden extrapolarse a compañías de todos los tamaños además de freelancers (la ubicación estratégica, el ahorro en costes fijos…), las necesidades y procesos de estas grandes corporaciones ascienden bastantes puestos en la escala de complejidad.

Es por ello que esta oficinas flexibles tipo corporate incluyen además aspectos como la identidad de marca, la cultura corporativa, los estándares de eficiencia energética y un layout personalizado según las preferencias del equipo.

¿En qué se diferencian los espacios de oficinas flexibles corporate de los coworking? 

La principal diferencia (y la más visual; de hecho, es la explicación con la que hacen clic la mayoría de los clientes que no acaban de ver en qué se diferencian los espacios flexibles del gran gigante coworking) es el público objetivo por un lado y el significado de los espacios por el otro.

Sí, los espacios flexibles de carácter más corporativo también pueden adaptarse a las necesidades de un trabajador autónomo o freelance (aquellos que nuestra mente conecta de manera automática con el concepto de coworking), pero van más allá. Esta manera de entender los espacios de trabajo permite que no solo profesionales independientes, sino equipos de todos los tamaños, tengan cabida en ellos, ofreciendo un servicio mucho más abierto y personalizado, sin importar tamaño o sector. Es por ello que toda empresa necesita de espacios flexibles, ¡os sigo contando por qué!

Mientras que un coworking se enfoca mucho más al el concepto de hot desking, con puestos abiertos y compartidos con el resto de la comunidad de miembros, el concepto de espacio flexible se abre a esta combinación: espacios privativos para cada compañía y su equipo (capaz de adaptarse al modelo de trabajo que cada uno de ellxs tenga implantado) + zonas de trabajo y break común, salas de reuniones disponibles para reservar por horas, y otros módulos como phone booths, cocinas, coffee points…

Resumiendo, podríamos decir que la concepción de coworking o espacios de coworking es solo una parte del global de los espacios flexibles, los que, además de integrar estos puestos de trabajo flexibles a lo hot desking para profesionales independientes, se expanden hacia oficinas privadas completamente adaptables y personalizables y recursos en común.

Las empresas corporate se mudan al flex

Este éxodo no ha sido solo provocado por la pandemia, aunque no podemos negar que la incertidumbre y entorno cambiante que nos ha dejado el COVID-19 ha empujado un poco más a las grandes corporaciones a optar por los espacios híbridos en su vuelta a la oficina. La especialización progresiva de Lexington en este perfil corporativo no es algo de 2020, de hecho es nuestra seña de identidad desde hace ya varios años.

El secreto es que, en el pasado (o época pre-COVID podemos decir), las necesidades de estas grandes corporaciones se podían ver cubiertas en algunas ocasiones con un alquiler de oficina convencional. Sin embargo, muchas de ellas seguían prefiriendo mudarse al flex por todos sus beneficios.

En el presente (y casi podemos predecir que en el futuro), el nuevo modelo de trabajo híbrido, las prioridades de los empleados y el nuevo mindset han provocado que las exigencias de compañías verdaderamente comprometidas con su proyecto y su workforce solo puedan verse satisfechas por estas oficinas flexibles corporate.

Drivers clave de las oficinas flexibles corporate para grandes compañías 

Por poneros un poco en situación y que entendáis por qué razones las empresas de perfil corporativo siguen optando por elegir al sector flex como su próxima ubicación, estos son algunos de los drivers más comunes en la toma de decisiones:

Sostenibilidad y medio ambiente

El cliente corporativo estrella de Lexington es una compañía comprometida con el medio ambiente y con estándares de sostenibilidad incluidos dentro de su estrategia global, unos parámetros que trasladan a su búsqueda de espacio de trabajo flexible.

Los edificios de los operadores flex ya son, de entrada, eficientes energéticamente, pues cuentan con algunas de las mejores ubicaciones de la ciudad y se encuentran en edificios clave. Así que, por esa parte, en Lexington hacemos check en todos nuestros espacios, con el uso de energías renovables, una política sin plásticos y una iniciativa sostenible como es we make it eco.

Ubicación estratégica         

Por supuesto, una dirección ideal no solo aporta notoriedad de marca, sino también un sentimiento muy positivo de cara al empleado por acercarle un espacio de trabajo con buena accesibilidad en transporte público, posibilidad de parking y un sinfín de oportunidades a menos de 5 minutos de la oficina.

Mejor fuera, y aun mejor dentro

Si bien la ubicación y lo que un espacio de trabajo flexible aporta de puertas para fuera a una empresa con perfil corporativo es muy notable, el interior de la oficina tiene que estar a la altura de los requisitos de un equipo de profesionales grande, diverso y muy demandante.

Los espacios de trabajo flexibles tienen que poner a su alcance un espacio privado suficiente para acomodar a todo el equipo con holgura, con sitio incluso para salas de reuniones o zonas de break exclusivas para ellos. Suficiente, sí, pero nunca único, pues recursos como áreas comunes, aulas de formación o meeting rooms para entrevistas, y otros medios entre los que encontramos cantinas, duchas, zonas wellness o snack areas con opciones vegetarianas, veganas, sin lactosa /gluten y healthy ya son clave para crear esos espacios multidisciplinares en los que se han convertido las oficinas.

Los contratos, también flexibles

Un factor crítico para cerrar los acuerdos en el que las grandes corporaciones ponen su foco es la adaptabilidad y flexibilidad de los periodos de contratación. Una de las principales razones por las que la oficina convencional ha dejado de ser tendencia es el peso muerto que supone sobre los hombros de la compañía y su rigidez y compromiso a muy largo plazo.

Y esto no se basa solamente en abandonar o no el espacio de oficina que una empresa pueda dejar de necesitar en un momento dado, sino en la capacidad de estas oficinas flexibles corporate de adaptación de estos contratos y workspaces para seguir el ritmo de crecimiento del proyecto, no frenándola nunca.

Case studies: una demanda flex muy corporate 

Aprovechando que hoy me he adueñado de la Lexington Magazine y que he tenido ocasión de estudiar demandas de espacios de trabajo flexibles para grandes corporaciones pre-2020 y sigo haciéndolo a diario, os comparto algunos de los key aspects en los que se basan nuestras propuestas:

Case study #2019

Las peticiones de perfil corporativo seguían una línea muy open-space, con mucho apoyo en zonas comunes y salas de reuniones para alquilar por horas. El tamaño adaptable siempre ha sido un diver clave, igual que la ubicación en el corazón financiero y los plazos de contratación inferiores a los de una oficina convencional.

Case study #2021

La pandemia pasó y, aunque la presencia de empresas corporate en espacios de trabajo flex se mantuvo (y aumentó), sus prioridades no cambiaron, sino que maduraron.

El sencillo open-space se complica hacia oficinas personalizadas a muchos niveles, con layout propio, salas de reuniones y phone booths dentro de su espacio privado. Entrada exclusiva, personalización de marca y otros muchos más son los aspectos en los que las peticiones de estas compañías han crecido.

Sin embargo, si tuviéramos que destacar los cambios más significativos, estos serían el paso de ser una solución temporal a convertirnos en una decisión definitiva de workplace y el modelo de trabajo híbrido. Este ha transformado los espacios de trabajo en el recurso que más apoya esta nueva forma de trabajar, con la tecnología más avanzada para conectar a todo el equipo y las facilidades para la deslocalización de equipos.

¿Aún seguís creyendo que los espacios de trabajo flexibles no son sitio de grandes corporaciones? Bueno, ¡permitidme que discrepe! A mí y al 85% de empresas internacionales que cuentan con una oficina flexible en Lexington 😉.

Compártelo

Inicio sesión