Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Anna Jorge
02/06/2022

¿La respuesta corta? Sí, vuestra empresa necesita espacios de trabajo flexibles. ¿La respuesta larga? Sí, vuestra empresa necesita espacios de trabajo flexibles y en este post os vamos a contar por qué.

Muchas compañías, con esta nueva normalidad o vuelta a la antigua rutina (con un twist), se están replanteando sus modelos de trabajo o las estructuras de sus equipos: ¿mantenemos algunos días de teletrabajo?, ¿adoptamos un modelo híbrido?, ¿instauramos de nuevo las reuniones semanales en formato presencial? Seguro que ya lo habéis oído, pero este proceso de readaptación será mucho más duro si vuestro espacio de oficina no juega a vuestro favor. Es por eso que la fórmula de espacios de trabajo flexibles es la solución que estáis buscando: ahorro en costes, fuera incertidumbre y unos workspaces donde vuestros equipos vivan, no solo sobrevivan.

¿Qué son los espacios de trabajo flexibles?

Para aquellos que no hayan estado pendientes de la revolución que han sufrido los espacios para el trabajo y aún no conozcan el concepto de espacio flexible, ¡os lo recordamos!

Los espacios flexibles, como los de Lexington, son entornos de trabajo, reunión y break que se caracterizan por su capacidad de adaptación a las necesidades de cada empresa en cada momento. También conocidos como centros de negocios o coworking, este tipo de workspaces cuenta con oficinas privadas para diferentes equipos de todos los tamaños, salas de reunión, zonas comunes donde trabajar con otro aire o tomarse un descanso, y módulos extra como cocinas, phone booths o work hubs. Todo ello siempre en las mejores zonas de las capitales más emblemáticas.

¿En qué pueden beneficiar los espacios flexibles a mi empresa?

Podríamos incluso decir que contar con un espacio de trabajo flexible en vuestra compañía es una ventaja en sí misma. ¿Por qué? Sobre todo, por la despreocupación.

El concepto de oficinas flexibles os hará olvidaros de la búsqueda a gran escala de una oficina convencional, los contratos de arrendamiento a muy (muy) largo plazo, las altísimas inversiones iniciales y la labor de acondicionamiento. El espacio destinado a que vuestro equipo quiera volver a la oficina no puede crearse en un día y sin esfuerzo. Pero, con los espacios de trabajo flexible, todo se simplifica. Todas esas cuestiones quedan a cargo del operador flex: la ubicación estratégica, los gastos de comunidad, luz, agua, gas, personal de recepción… Además, también se encargarán del diseño de unas zonas comunes inspiradoras, salas de reuniones que hagan amenos hasta los briefings a las 8:30h de la mañana, y el resto de amenities que sabías (y no sabías) que necesitabas.

¿Qué debe tener un buen espacio de trabajo?

Nos parece una buena forma de comenzar vuestro camino al flex, y es que ¿qué debe tener un buen espacio de trabajo?

Para empezar, un espacio de trabajo que tenga como objetivo el bienestar de los equipos y potenciar su productividad tiene que reunir ciertas características.

La oficina, en la que los equipos pasarán más de 8h diarias, tiene que respirar los valores de vuestra marca. Afianzar la cultura corporativa para que los empleados se sientan parte de un todo les beneficiará personal y profesionalmente, haciendo que se impliquen el doble, dando el 200% de ellos mismos.

Además, el espacio para el trabajo debe cubrir todas sus necesidades, y no limitarse a ofrecerles una mesa, una silla y conectividad Wi-Fi. Decoración, zonas comunes explosivas para tomarse un descanso o salas de reuniones para tratar temas más delicados son un must.

Sobra decir que la sede de vuestra empresa tiene que encontrarse en un punto estratégico, como el centro neurálgico o el corazón financiero. No solo por la imagen que transmitirá vuestra marca al encontrarse en Paseo de la Castellana o Avenida Diagonal, sino también porque una ubicación accesible será un imán para el talento. Los mejores candidatos de vuestros procesos de selección no lo dudarán si su futuro espacio de trabajo se encuentra a pocos minutos en Metro de su casa, es accesible con transporte privado y está rodeado de oportunidades como restauración, centros comerciales, intercambiadores…

Sentimos deciros que, si vuestra oficina convencional actual no cumple con todos y cada uno de estos requisitos, no es apta para convertirse en la oficina del futuro. Pero ¿qué hacemos entonces si queremos un espacio de trabajo a la última? ¡Pues pasarnos al flex!

Case studies: pasaos al flex si…

Vuestra compañía apuesta por el modelo de trabajo híbrido

El modelo de trabajo híbrido o trabajo líquido es una realidad, y es que más del 70% de los trabajadores ya reclaman a sus empresas la posibilidad de un horario de trabajo flexible y adaptado. ¿Quieres leer más sobre este modelo de trabajo? ¡Haz clic aquí!

Conciliación familiar, flexibilidad, libertad y un sentimiento de confianza hacia el empleado son solo algunos de los beneficios de este modelo de trabajo que nos deja la pandemia. Sin embargo, muchas compañías se han encontrado con unos espacios de trabajo poco preparados para esta nueva mentalidad, bien porque la rotación de los equipos dejaba metros y metros cuadrados desaprovechados día a día, porque los costes fijos de sus oficinas dejaron de ser rentables para el número de personas que acudían al espacio de trabajo o porque la infraestructura se quedó anticuada para las nuevas rutinas como las reuniones híbridas, las videoconferencias, la distancia de seguridad…

Los espacios de trabajo flexibles eclipsan todos estos «peros» con oficinas pensadas para esta rotación de equipos, para que parte de la plantilla se quede teletrabajando, pero ofreciendo espacios de trabajo para todos aquellos que lo necesiten, ya sea dentro de la oficina o en las zonas compartidas. Además de contar con un equipamiento tecnológico de última generación para dar solución a todas las fórmulas de reuniones, llamadas, eventos o entrevistas posibles.

Vuestra compañía está en pleno crecimiento y con equipos deslocalizados

La pandemia y la llegada del teletrabajo han supuesto oportunidades de negocio y expansión para muchas empresas. Pero estas, quizás, se han visto abrumadas por la rigidez de sus antiguos espacios de trabajo. Una oficina convencional no soporta cambios bruscos de plantilla o nuevas necesidades que surgen de un día para otro… pero aquí es donde el flex hace su aparición.

Las oficinas flexibles se caracterizan por adaptarse en tiempo récord al crecimiento o reestructuración de los equipos. Espacios más grandes, módulos personalizados dentro de la propia oficina, soporte para equipos deslocalizados… los espacios de trabajo flexible os lo ponen muy fácil a la hora de absorber nuevos proyectos o nuevo talento, pues contaréis siempre con el mejor espacio de trabajo para catapultarlo hacia el éxito.

Vuestra compañía internacional quiere abrir mercado en España

La idea vintage de espacio de oficina que ha reinado en nuestro país durante años se desvanece, y es que empresas internacionales que quieren dejar su huella en nuestro país ya apuestan por los espacios flexibles. El peso de contratar de cero los suministros, personal de recepción, mantenimiento y limpieza, además del mobiliario y decoración se hace demasiado para una empresa enfocada en pisar por primera vez la luna. Es por eso que operadores como Lexington brindamos una mano a estas empresas, proporcionándoles un espacio de oficina a la última.

Nuestros espacios de trabajo flexibles en Madrid

¿Que por qué sabemos tanto sobre por qué tu empresa necesita espacios flexibles? Bueno, en Lexington llevamos más de 40 años proporcionando soluciones de espacios de trabajo para empresas comprometidas con su proyecto y con sus equipos.

Nuestros espacios flexibles en Madrid y nuestras oficinas en Barcelona tienen como principal cometido en la vida cuidar de esas compañías, de vuestras compañías. Y si necesitáis ejemplos concretos, ¡aquí los tenéis!

Una oficina personalizada en Madrid no solo os dará las llaves a un espacio de trabajo para vuestro equipo, sino que os presentará un lienzo donde plasmar vuestra imagen de marca, common areas donde crear vínculos, salas de reunión para atraer el talento de Madrid, y unas ubicaciones premium en los mejores puntos de la capital, como son Paseo de la Castellana, Chamartín o La Moraleja.

Y nuestros espacios flex en Barcelona

Y, ¿qué tal si alquiláis una oficina en Barcelona? Una ciudad con muchísimo potencial donde ubicar vuestra compañía. Los espacios flexibles de Lexington en Avenida Diagonal os darán esa oportunidad de conectar con otros miembros de la comunidad en pleno centro de la ciudad. Además, por supuesto, de contar con un equipo de profesionales con sello Lexington para daros soporte diario (en todas las que lo necesitéis, ¡somos parte de vuestro equipo!).

Los espacios de trabajo flexibles van mucho más allá que unos cuantos metros cuadrados de oficinas, áreas de trabajo común o salas de formación; los espacios de trabajo flexibles significan oportunidad, avance, networking, inspiración, productividad, compañerismo, equipo… Además, abandonemos esa idea de que este tipo de fórmulas flex son solo para emprendedores, pymes o autónomos, ¡nada más lejos de la realidad! Los espacios de trabajo flexibles cumplirán vuestras expectativas seáis una start-up o necesitéis un coworking para empresas con perfil más corporate.

Entonces, a la pregunta de «¿necesita mi empresa un espacio flexible?», la respuesta es sí, y siempre. ¿Os contamos más? ¡Dejadnos vuestros datos y os invitamos a un café en nuestra coffee area!

«No predigas tu futuro; simplemente créalo»

Compártelo

Inicio sesión