Cerrar

¿Necesitas más información?

Elige cómo prefieres contactar

Te llamamos

Déjanos tu teléfono y horario preferido y te llamamos

Solicita presupuesto

Completa las características del servicio que deseas y te haremos una valoración en 24h.

Ven a ver las instalaciones

Agenda una visita para conocer nuestros espacios

Te llamamos
Completa el formulario y te llamamos cuando prefieras
Solicita presupuesto
Cuéntanos qué necesitas y te enviaremos presupuesto
Ven a ver las instalaciones
Completa el formulario y dinos cuándo quieres venir a visitarnos

Ninguna compañía que busque realmente despuntar como la mejor en su sector y entre sus empleados puede quedarse anclada en el pasado, y es por eso que en la Lexington Magazine seguimos compartiendo con vosotrxs nuevas maneras de trabajar, de organizar equipos y de entender el espacio de trabajo. Una de las corrientes que comienza a sobresalir por el feedback tan positivo que recoge de equipos y CEOs es el entorno colaborativo.

¿Qué es un entorno colaborativo empresarial?

Aunque estamos segurxs de que ya habíais escuchado hablar de él, un entorno colaborativo empresarial es un ecosistema en el que conviven empleados de diferentes departamentos, backgrounds, formación y posición dentro de un mismo equipo y enfocadxs en un mismo objetivo. En este entorno colaborativo se desdibujan las jerarquías, se ponen en común perspectivas, ideas y opiniones y se trabaja en equipo para conseguir un fin.

Aunque parezca simple, apostar por un entorno colaborativo en vuestra compañía tiene muchas ventajas, pero también requiere panificación. Sin duda, es una de las mejores maneras de enriquecer nuevos proyectos y de mejorar el ambiente laboral a todos los niveles.

¿Qué necesita tu empresa para impulsar el trabajo colaborativo?

Lo dicho, ¡planificación! Este modelo de trabajo colaborativo es compatible con todos los proyectos y estructuras organizativas dentro de una compañía, y es por eso que tenéis que afrontar esta implementación completamente preparadxs. Aquí os dejamos algunos de los puntos imprescindibles que tendréis que tratar antes de pasar a la acción:

Cread los equipos perfectos

Evitad las multitudes y cread equipos versátiles y reducidos. Deberán ser lo suficientemente grandes como para que haya diversidad de puntos de vista, pero pudiendo brindarles a todxs las mismas oportunidades de participar. Si queréis + info sobre cómo crear equipos de trabajo eficientes, no os perdáis este artículo de nuestra responsable de RRHH.

Y repartid roles

Como hemos comentado, el modelo de entorno colaborativo huye de las jerarquías y las líneas de poder, pero todo equipo necesita un mínimo de organización para subsistir. Repartid roles o responsabilidades una vez que el equipo haya empezado a trabajar en conjunto, teniendo en cuenta dónde se encuentra más cómodo cada integrante. Olvidad los cargos anteriores y crea un nuevo ecosistema.

Promoved la accesibilidad

Para que cada participante se sienta en igualdad de condiciones y realmente al mismo nivel que sus compañeros, lo que además mejorará el ambiente de trabajo y la creatividad, deberéis darles acceso a la información relevante para el proyecto. De esta manera se impulsará su sentimiento de pertenencia, sus ganas de trabajar en equipo y la comunicación interna.

Y el feedback

Es muy importante tener en cuenta que, para que modelos de trabajo en equipo como lo son los entornos colaborativos funcionen, el feedback tiene que ser libre y abierto a todos los miembros del equipo. Limitando las aportaciones o las opiniones que pueden compartir los integrantes no se consigue el boost de creatividad y productividad que buscamos. Mente abierta y críticas constructivas, dos claves del trabajo en equipo.

¿Qué espacio de trabajo es el ideal para los entornos colaborativos?

Un entorno colaborativo no es nada sin, precisamente, un entorno de trabajo que propicie la cooperación. El espacio destinado al trabajo en equipo de este grupo de profesionales tiene que ser capaz de inspirarles, de permitir que todos conecten (se encuentren en la oficina o trabajando en remoto desde cualquier parte del mundo) y de brindarles las herramientas, tecnología y versatilidad que necesitan.

¿Os contamos un secreto? No hay mejor workspace para la colaboración que los espacios de trabajo flexibles como los de Lexington, pues son los únicos capaces de combinar oficinas open-space con salas de reuniones de todos los tamaños y para todos los equipos, zonas de break para las intensas jornadas y áreas comunes WOW donde desconectar y reconectar sin una inversión de implantación millonaria como la de una oficina convencional.

No lo dudéis más y, si este modelo de entorno de trabajo colaborativo os ha picado la curiosidad, poneos en contacto con nuestro equipo. Nos pondremos a trabajar en vuestro espacio de trabajo personalizado asap.

Beneficios del entorno colaborativo empresarial

Como os comentábamos, apostar por un entorno colaborativo y versátil tiene muchos beneficios, tanto para la compañía como para el bienestar de los equipos.

Además de mejorar la productividad y fomentar el trabajo en equipo, que son las ventajas más claras, también creará un sentimiento de pertenencia y un compromiso con el proyecto mucho más fuerte, fortaleciendo los lazos de confianza entre todos los empleados.

En una esfera más personal, formar parte de un entorno colaborativo ayudará al empleado a desarrollar otras soft skills. Por ejemplo, responder mejor a imprevistos o desarrollar una mente más solidaria con las ideas y perspectivas de sus compañerxs. Además, con el teletrabajo, la soledad en el puesto de trabajo se ha convertido en una realidad y un gran hándicap para el crecimiento profesional. Con estos entornos colaborativos se dinamiza la jornada, se crean relaciones interdepartamentales y se amplía el círculo de los empleados dentro de la empresa. Esto ayudará (y mucho) a paliar ese sentimiento de desvinculación.

Implementar el modelo de entorno colaborativo para los nuevos proyectos de vuestra compañía también reportará beneficios a largo plazo. Esta fórmula de trabajo es una oportunidad perfecta de detectar aquellos diamantes en bruto dentro de vuestro equipo, candidatos con el potencial para convertirse en los siguientes grandes Project Managers.

Nuestros coworkings colaborativos

Creemos que está claro que el espacio de trabajo es uno de los factores más importantes para el éxito de este modelo de trabajo. Al final, es el «entorno» de «entornos colaborativos», ¿verdad?

Los espacios flexibles de Lexington son el marco perfecto para que esta fórmula prospere: contar con una oficina personalizada en Madrid o Barcelona, con módulos de trabajo customizados para cada equipo de trabajo, salas de reuniones privadas o para alquilar por horas y muchas más áreas polivalentes para que estos equipos que reúnen a personas de tan diferentes backgrounds vean cubiertas sus necesidades. Está claro que un espacio de trabajo rígido y con poca capacidad de adaptación no podrá hacer frente al ritmo de trabajo ni a los requerimientos tecnológicos de estos equipos colaborativos. Es por eso que los espacios de trabajo flexibles o el coworking de Lexington son la solución de workplace perfecta para compañías con esta proyección.

Entonces, ¿sois o no sois una de esas compañías buscando despuntar y cuyo foco se encuentra en el bienestar del equipo? 😉

«Juntarse es el comienzo, permanecer juntos es el progreso, pero trabajar juntos es lo que conducirá al éxito»

Henry Ford

Compártelo

Inicio sesión