Cómo hacer un manual identidad corporativa para tu empresa en 3 sencillos pasos

Cómo hacer un manual identidad corporativa para tu empresa en 3 sencillos pasos

Cada empresa tiene su propia imagen, con la que los clientes asocian a la marca y con la que la marca comunica sus valores. Transmitir la identidad de tu negocio a través de todos los elementos visuales es esencial para el posicionamiento en el imaginario social. Por ello, y con el fin de que esa imagen se transmita de forma correcta, en tu empresa no puede faltar un manual de identidad corporativa. Este documento recoge los principales elementos gráficos y pictóricos de tu negocio, al tiempo que presenta una explicación de cómo deben aplicarse. Sigue leyendo las siguientes líneas para saber cómo hacer un manual de identidad corporativa en 3 sencillos pasos.

Como indicábamos anteriormente, un manual de identidad corporativa es un documento que recoge los principales elementos gráficos de tu marca y explica cómo utilizarlos, tanto en las acciones offline como online, con el fin de que todo mantenga la misma estética y siga la misma línea comunicativa. Como resultado, con esta guía ahorrarás tiempo y garantizarás que todo el diseño de tu empresa guarde una relación y ofrezca consistencia.

Básicamente, este tipo de manual te sirve para organizar los criterios de uso de tu empresa y establecer cómo debe usarse la imagen, sin desvirtuar la información gráfica.

STEP 1 > Organiza todos los elementos gráficos

El manual de identidad corporativa de tu negocio debe recoger y mostrar el logotipo de la marca y las distintas formas en las que se puede utilizar. Asimismo, también debes incluir los colores corporativos que se utilizan y sus códigos digitales para que no haya lugar a equivocaciones. Finalmente, no debes olvidarte de indicar qué tipografía es la correspondiente a tu empresa para que si alguno de los trabajadores de la compañía necesita utilizarla, escoja la correcta.

El manual de identidad corporativa de tu negocio debe recoger y mostrar el logotipo de la marca y las distintas formas en las que se puede utilizar

STEP 2 > Redacta las normas básicas de uso

La guía de estilo debe contener las normas básicas para usar los elementos gráficos y las posibles combinaciones existentes.  También debes incluir las reglas para saber cómo usar el logotipo en las plataformas de comunicación que se utilicen de la marca, tales como, tarjetas de visita, sobres, papelería, albaranes, uniformes, vallas publicitarias, rótulos, etc.

STEP 3 > Distribúyelo entre los trabajadores

El manual de imagen recopila todas las manifestaciones físicas de la marca y engloba loas aspectos visuales de tu negocio. Por eso es clave que lo des a conocer a todos tus emploeados y lo tengan presente a la hora de hacer cualquier acción relacionada con el ámbito profesional. De nada sirve una guía de estilo si no se pone en práctica. Así que no olvides, explicar a tus trabajadores la importancia que tiene para la marca. Solamente así creerán en él.

Este manual de identidad visual debe regir todas las iniciativas de tu negocio y saber utilizarlo correctamente te valdrá para consolidar tu imagen de marca. Con ello lo que consigues es definir la personalidad de tu empresa, dar sentido de pertenencia para los empleados y conseguir que se cree una opinión en torno a tu producto o servicio.

“Ser bueno en los negocios es el tipo de arte más fascinante.”

Andy Warhol

Share This Post

Suscríbete a nuestra lista de correo:

Acepto la Política de privacidad

Leave a reply