Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
Contacta con nosotros
Nuestra mayor aspiración es poder ayudarte y ofrecerte el espacio que más se adecue a tus necesidades.
11/06/2015

Poner en marcha no es tarea fácil, pero si además de encontrar clientes y sacar adelante tu trabajo, tienes que gestionar las facturas, los impuestos trimestrales y anuales, presentar la declaración de la renta… la cosa se complica bastante. Y más aún si tenemos en cuenta los constantes cambios legislativos y fiscales.

Es por ello que la inmensa mayoría de expertos del mundo de los negocios y las finanzas, así como los emprendedores de éxito, recomiendan delegar esta tarea en asesores profesionales, capaces de mantenerse al día y descifrar las normativas y requerimientos en materia fiscal, contable y laboral que afectar a tu actividad.

Ten en cuenta que conocer el marco legal en el que se encuadra tu empresa dependerá en gran medida de las continuas modificaciones legislativas, la disparidad de criterios a la hora de interpretar algunas leyes por parte de Hacienda y tribunales a causa de su ambigüedad, además de las reformas fiscales, que se suceden con cada proceso electoral y cambio de gobierno. Una correcta gestión de tus finanzas e impuestos te evitará gastos adicionales por sanciones y puede ayudarte a minimizar el coste de tu negocio con una gestión eficaz de la contabilidad o una buena planificación fiscal.

De ahí que la opción más fiable y segura sea confiar en el saber hacer de profesionales expertos en la materia. Si aún no cuentas con los servicios de una asesoría fiscal o estás pensando en cambiar de gestor, debes tener en cuenta varias cuestiones a la hora de escoger el más apropiado para tu negocio:

  • El dinero es importante, pero la experiencia aún lo es más. Confiar en cualquiera puede resultar contraproducente, así que lo mejor es contratar los servicios de expertos economistas o abogados conocedores de las cuestiones legales y fiscales que atañen a tu actividad.
  • Busca, compara y contrata al mejor. Pide varios presupuestos, pero no te ciñas a ellos, fíjate en la trayectoria de la asesoría y, en la medida de lo posible, pide referencias sobre su gestión a otros autónomos y pymes.
  •  La facilidad de contacto es otro punto importante. Debes poder comunicarte con tu gestor personalmente, pero también por teléfono o email, para cuestiones más puntuales o rutinarias.El valor añadido marca la diferencia, así que la mejor opción será la de contar con un asesor que te mantenga informado y te explique todo, incluso cuando no se hayas solicitado, y que además te aconseje y te oriente para mejorar los resultados de tu negocio. 

Personas interdependientes combinan sus propios esfuerzos con los esfuerzos de otros para conseguir sus mayores éxitos”.

Stephen Covey.

Compártelo

Inicio sesión